EL VERGONZOSO EVANGELIO SOCIAL


Sep 1 2008

"Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree" (Romanos 1:16).

Por varias razones, cristianos de toda clase han tratado de hacer ciertos ajustes al "evangelio de Cristo" como si realmente necesitara algún arreglo.  No queremos una alteración mayor, esta gente dice, solamente unos pequeños ajustes aquí y allá.  Pero aún así, no importa como lo racionalicen, el resultado final es el "estar avergonzado del evangelio de Cristo."

El "estar avergonzado del evangelio" cubre un número de actitudes o posturas, desde estar totalmente avergonzado hasta el punto de querer mejorarlo para hacerlo un poco más aceptable.  Un ejemplo es la reciente afirmación de un autor de  una iglesia "emergente" que ha dicho que el sacrificio de Jesús por los pecados de la humanidad es irrelevante y debe ser visto como una forma "cósmica de abuso infantil."  Otros ejemplos más sutiles incluyen el hacer el evangelio menos exclusivo y de "suavizar" las consecuencias de no seguir el evangelio como la ira de Dios y el Lago de Fuego.

Es común y corriente entre muchos líderes religiosos que profesan ser evangélicos Cristianos (Cristianos que creen en la Biblia) de apoyar o promulgar, fomentar un evangelio que sea aceptable, y hasta que pueda sea admirado, por la mayoría de personas en todo el mundo.  Hoy en día la forma más popular de ésta clase de evangelio es el evangelio social.

Aunque el evangelio social es común para muchos evangélicos de hoy en día, no es nada nuevo en la historia del Cristianismo.  Tuvo su comienzo moderno en las últimas décadas de los años 1800's, cuando se desarrolló como una forma de confrontar las varias condiciones en la sociedad que causaban sufrimiento dentro de la población.  La creencia era, y es, que el Cristianismo atraerá a gente cuando demuestre su amor por la humanidad.  Esto se puede realizar tratando de aliviar el sufrimiento de la humanidad, sufrimientos causados por la pobreza, por la enfermedad, por las condiciones de trabajo oprimentes, por las injusticias de la sociedad, por los abusos de derechos civiles, etc.  aquellos que fomentan esta clase de acercamiento o esta manera de pensar, también creen que el alivio y el desahogo de estas condiciones de miseria van a mejorar la naturaleza moral de aquellos que están ahora sufriendo tales penurias.

Otro elemento detrás de este evangelio social ha sido la manera de pensar de las personas involucradas en ése movimiento.  Casi todos eran amilenialistas o post-mileanistas.   Los amilenialistas creían que ellos vivían en un período (milenio simbólico) en que Cristo estaba reinando desde el cielo, Satanás estaba atado y ellos eran los trabajadores encargados de edificar un reino en la tierra merecedor de Cristo.  Los post-mileanistas también creían que ellos estaban en el Milenio y su meta era el restaurar la tierra a un estado similar al jardín del Edén para que Cristo pudiera regresar del cielo y así poder reinar sobre Su reino aquí en la tierra.

El evangelio social, en todas las formas en que se ha aplicado, ha ayudado a producir cierto éxito en los dos últimos siglos (las leyes en contra de la labor de niños, las leyes de sufragio para las mujeres) y ha contribuido al beneficio de la sociedad.  Vino a ser el evangelio primario de teólogos liberales y denominaciones mayores a través del siglo 20.  Aunque su popularidad subió y bajó a medida que se hacía conocido, fue muy a menudo energizado por la combinación de religión y políticas liberales, como por ejemplo, Martín Luther King Jr. y el movimiento de los derechos civiles.  A mediados del siglo pasado y posteriormente, el evangelio social influenció el desarrollo de la teología de liberación del Catolicismo Romano y el socialismo del lado izquierdo de Cristianos Evangélicos.  Pero ha sido en éste siglo presente que el evangelio social ha obtenido su más extensa promoción.  Dos hombres, ambos profesando ser Cristianos evangélicos, han abierto el camino.

George W. Bush empezó su presidencia instituyendo la Oficina de Iniciativas Comunales basadas en la Fe.  Su objetivo fue el proporcionar ayuda financiera a las iglesias, sinagogas, mezquitas y otros ministerios religiosos que proporcionaban servicios sociales a sus comunidades.  Bush estaba convencido que "la gente de fe" podría ser por lo menos tan eficientes como la gente en organizaciones seculares en ayudar al necesitado, y tal vez serían más eficientes que éstas organizaciones ya que la gente de fe tenía la obligación moral de amar y servir al prójimo.  En el tiempo presente, mientras el presidente de los Estados Unidos, se prepara a dejar su gobierno, él ha declarado que considera éste programa uno de los más exitosos de su presidencia.  El candidato a la presidencia Barack Obama ha dicho que si él, es elegido presidente, él va a continuar con éste programa.

Rick Warren, el famoso autor de la Vida con un Propósito y de la Iglesia con un Popósito, ha tomado el evangelio social a niveles que nunca había estado:  no solamente en todo el mundo sino ha podido hasta influenciar la manera de pensar de líderes mundiales.  Warren le da crédito al genio financiero Peter Drucker por haberlo influenciado en la manera en que ahora él, Warren,  está operando.  Drucker estaba convencido que la solución de los problemas sociales de pobreza, de enfermedades, del hambre e ignorancia están más allá de la capacidad de los gobiernos o de las corporaciones multinacionales.

Warren, admite que Drucker fue su mentor por 20 años y ciertamente ha aprendido sus lecciones.  En sus dos libros, que han sido traducidos en 57 idiomas y que se han vendido 30 millones de copias, Warren revela el plan que Drucker había imaginado.  Warren ha influenciado a iglesias locales para que implementen su plan de 40 días con un Propósito y 40 días de programas para la comunidad.  Hasta la fecha 500,000 iglesias en 162 naciones se han enrolado en su cadena mundial y forman la base de su plan mundial llamado P.E.A.C.E. (P.A.Z.).

¿Qué significa ésta plan llamado P.E.A.C.E.?  La presentación de tal plan se puede encontrar en el Internet si un va a www.thepeaceplan.com.  En una presentación visual Warren identifica como "gigantes" a las desgracias de la humanidad y las llama un vacío espiritual, y él promete curar todos los males como la pobreza, las enfermedades y el analfabetismo a través de su plan.  Las iniciales P.E.A.C.E. de su plan significan lo siguiente: Planting (edificando) iglesias, Equipping (equipando) líderes de iglesia, Assisting (asistiendo) al pobre, Caring (cuidando) de los enfermos y Educating (educando) a la próxima generación.

Warren usa la analogía de un taburete de tres soportes o patas para ilustrar la mejor manera de combatir y derrotar a los gigantes.  Dos de los soportes son el gobierno y el mundo de los negocios, que hasta ahora han sido inefectivos, así como un taburete de dos soportes, no puede mantenerse erecto.  El tercer soporte es la iglesia.  "Existen miles de pueblos alrededor del mundo que no tienen escuelas, no tienen clínicas, no hay negocios ni tampoco un gobierno, pero tienen una iglesia.  ¿Qué pasaría si pudiéramos movilizar las iglesias para confrontar estos cinco gigantes globales?"  El razonamiento de Warren es el que existe unos 2.3 billones de Cristianos en el mundo y ellos podrían potencialmente formar lo que el Presidente Bush ha llamado un "gran ejército de compasión" de "gente de fe" en tal manera que el mundo no ha experimentado hasta ahora.

En adición a la "Versión Cristiana,' Warren tiene otra versión más amplia que es la ‘Versión Inclusive' del plan P.E.A.C.E. y que ha obtenido apoyo y halagos de líderes políticos y religiosos y también  de celebridades en todo el mundo.  En el Forum Económico Mundial del año 2008 Warren declaró, "El futuro del mundo no es secularismo sino pluralismo religioso...."  refiriéndose a las calamidades que azotan a la humanidad, él declaró, "Nosotros no podemos resolver estos problemas sin involucrar a gente de fe y sus instituciones religiosas.  No puede ocurrir de ninguna otra manera.  En éste planeta existe aproximadamente 20 millones de judíos, 600 millones de budistas, 800 millones de hindúes, un billón de musulmanes y 2.3 billones de cristianos.  Si uno excluye a la gente de fe, uno ha eliminado a 5 personas de cada 6.  Y si dejamos que la gente secular resuelva los problemas del mundo, éstos problemas nunca van a ser solucionados."

Para poder facilitar el acomodamiento que se requiere para poder trabajar con gente de diferentes clases de fe, Warren ha modificado la letra "P" de su plan.  En vez de leerse como era antes "Planting (edificando) iglesias", ahora es "Promoting (promocionando) reconciliación" y la letra "E" que antes se leía "Equipping (equipando) líderes de iglesia" ahora se lee "Equipping (equipando) líderes éticos."    Warren ha expresado en otras ocasiones su cambio práctico al pluralismo cuando ha declarado lo siguiente: "¿Quién es el hombre de paz en un pueblo, o puede que sea una mujer de paz, quien tiene el mayor respeto?... No necesariamente tiene que ser un Cristiano.  En realidad, puede ser un musulmán y con tal que tenga una mente dispuesta a absorber nuevas ideas y que tenga influencia en su comunidad, uno estaría dispuesto a trabajar con ésta persona para atacar los cinco gigantes (ha añadido el calentamiento mundial)."  En una de sus declaraciones Warren mencionó el nombre de un líder secular que está de acuerdo con él y que dijo: "Entiendo lo que está diciendo Rick.  Las Iglesias van a constituir los centros de distribución para lo que necesitamos hacer."

Warren  se ha unido a la Junta de Personas que forman la Fundación de Fe, que ha sido establecida por el anterior Primer Ministro Británico y reciente católico convertido Tony Blair.  La meta de ésta organización es el continuo entendimiento y cooperación entre las seis mayores religiones del mundo: Cristianismo, Islam, Hinduismo, Budismo, Sikh y Judaísmo.  ¿Y en que lugar han puesto la cruz en ésta reunión ecuménica?  En ningún lugar.  El paso crítico y vital para poder obtener las metas ecuménicas es la eliminación del problema de la "religión exclusiva" un problema que fue articulado por uno de los panelistas del Forum Económico Mundial:  "Existen algunos líderes en ciertas religiones quienes mientras tienden a afirmar su propia fe y su autenticidad y legitimidad... despojan a otra gente de su fe y de su legitimidad y autenticidad.  Yo no creo que podemos continuar permitiendo ésta clase de actitud... ya que promociona una cierta clase de hostilidad y de odio que aquí nosotros estamos tratando de eliminar.  Yo creo que depende de nosotros el imponer una cierta disciplina a éstos clérigos de cualquier fe a que ellos pertenezcan.  Nosotros insistimos en afirmar todo lo que es maravilloso en nuestras propias tradiciones mientras que al mismo tiempo rehusamos el denigrar las tradiciones de otras religiones declarando que no son legítimas o identificándolas como si fueran algo maligno."

La Biblia declara que todas las religiones del mundo son "ilegítimas" y todas ellas tienen algo o es todo maligno.  Solamente la creencia en el evangelio bíblico puede salvar a la humanidad: "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12);  "El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él" (Juan 3:36).

La historia del evangelio social es, casi en cada caso, un intento sincero por Cristianos que quieren hacer lo que ellos creen que va a servir a Dios y va a beneficiar a la humanidad.  Pero, en cada caso, el lado práctico de "beneficiar a la humanidad" siempre ha terminado en diluir la fe bíblica y deshonrar a Dios.  ¿Por qué es eso?  La Palabra de Dios nunca ha comisionado a la iglesia para que resuelva los problemas de éste mundo.  Aquellos que atentan a hacerlo empiezan ya con un mal primer paso, "Hay camino que al hombre le parece derecho"; . es por lo general el camino que Dios no quiere.  Entonces ¿a dónde vamos si empezamos por un mal camino? "Pero su fin es camino de muerte" (Proverbios 14:12).  Además, los problemas del mundo son solamente síntomas de la verdadera causa, la cual es el pecado.  ¿Qué porcentaje de la "gente de fe" que compone todas las religiones y la mayoría de la población del mundo, entiende y acepta el evangelio bíblico como la única cura para el pecado?  ¿O cuántas personas de los 2.3 billones de Cristianos creen en el evangelio bíblico?  La respuesta a éstas dos preguntas sería tan deprimente que decepcionaría a mucha gente.  "¡Sí, pero dicen los proponentes del evangelio social, éstas gentes son una masiva fuerza de voluntarios que podrían distribuir recursos para derrotar a los gigantes del sufrimiento mundial!"  ¿Qué beneficio puede tener el que billones de "gente de fe" pueda aliviar algunos de los síntomas que existen en el mundo si van a perder sus almas?

El evangelio social es una enfermedad catastrófica para las "personas de fe."  Les hace creer que la salvación se puede obtener haciendo buenas obras, poniendo a un lado las diferencias por el bien común, tratando a otros de la misma manera que uno quisiera que lo traten a uno, actuando moralmente, éticamente y sacrificialmente.  Y haciendo todo esto supuestamente va a inducir a los humanos a acercarse más a Dios.  ¡No! Eso no es verdad.  Estas acciones son engañosas, desdeñan la salvación de Dios, niegan Su perfecto ejemplo y rechazan Su perfecta justicia.  La salvación se obtiene "no por obras, para que nadie se jacte."  En realidad es "por gracia (que) ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios." (Efesios 2:8, 9).  Jesús mismo declaró: "Yo soy el camino, la verdad y la vida... nadie llega al Padre sino por mí" (Juan 14:6).  No hay otro camino, porque la justicia perfecta de Dios demandó que la pena máxima por el pecado para cada humano ("pues todos han pecado" - Romanos 3:23) sea pagada.  Solamente el perfecto, Dios-hombre sin pecado alguno pudo pagar y pagó la pena máxima completamente a través de Su muerte en la cruz.  Solamente la fe en Él puede traer la  reconciliación de una persona con Dios.

El vergonzoso evangelio social que se está propagando hoy en día, no solamente promociona "otro evangelio" sino también prepara un reino contrario a las enseñanzas de la Escritura.  "Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo" (Filipenses 3:20).  El va a regresar del cielo (Juan 14:3) para arrebatar a aquellos que creen en Él (Su novia) en las nubes y serán llevados al cielo (1 tesalonicenses 4:17).  El reino que se quedará en la tierra será el reino del Anticristo.

Consistente con sus comienzos de "amilenialismo / postmilenialismo", los esfuerzos del evangelio social son típicamente terrenales en su afán de restaurar el reino de Dios.  Eugene Peterson ha infiltrado ésta herejía es su supuesta "traducción" bíblica llamada "El Mensaje" cuando dice: "Dios no pudo haberse tomado tanto problema de enviar a Su Hijo solamente para poner un dedo acusador, diciéndole al mundo lo malo que es.  Él vino a ayudar, Él vino a arreglar al mundo" (esto es una perversión del párrafo Juan 3:17).

Rob Bell, en su libro titulado "Velvet Elvis", refleja la manera de pensar del evangelio social de querer "arreglar el mundo" y que es muy popular con los líderes de las iglesias emergentes: "Salvación es todo el universo traído en armonía con Su Creador.  Esto trae enormes implicaciones en la manera en que la gente debe presentar el mensaje de Jesús.  Sí, Jesús puede venir a nuestros corazones.  Pero nosotros podemos asociarnos a un movimiento, a una organización, tan amplia y tan grande como el universo mismo.  Las rocas y los árboles y los pájaros y los pantanos y los ecosistemas.  El deseo de Dios es en restaurarlo todo... La meta no es el escapar de éste mundo sino el hacer éste mundo la clase de lugar al que Dios pueda venir.  Y Dios nos está modificando, edificando,  en la clase de gente que puede hacer ésta clase de trabajo."

Brian McLaren, otro líder de la iglesia emergente, considera éste, como el futuro sendero de vida para el Cristiano.  En una entrevista en Julio 28, 2008, en ChristianPost.com, él declaró: "Yo creo que nuestro futuro va a requerir que nos unamos humildemente y con una actitud de caridad con gentes de otras clases de fe, como Musulmanes, Hindúes, Budistas, Judíos, seculares y otros con el fin de obtener la paz, el cuidado y control del medio ambiente y justicia para toda la gente, que son cosas de suma importancia para el corazón de Dios."  ¡No! ¡Esto indudablemente no es verdad!  Lo que realmente es importante para  "el corazón de Dios" es que todos lleguen a arrepentirse y crean en el evangelio.

Cualquiera que pone su esperanza en este evangelio social, que emplea a "gente de fe" para hacer "este mundo la clase de lugar al que Dios pueda venir," necesita prestar atención a las palabras de Jesús en Lucas 18:8: "Cuando venga el Hijo del Hombre, ¿encontrará fe en la tierra?"  Encontrará gente de toda clase de fe, pero ciertamente no "encontrará fe en la tierra," esa fe que el apóstol Judas exhortaba a los verdaderos creyentes para que sigan luchando vigorosamente.  ¡Señor, ayúdanos a todos para que no nos avergoncemos de tu evangelio!

El Vergonzoso Evangelio Social

Título en inglés: "The Shameful Social Gospel