“HASTA EL DÍA...”


Nov 1 2008

En 1983, yo escribí un libro titulado "Paz, Prosperidad y el Inminente Holocausto."  El primer capítulo era titulado, "Un Escenario Diferente," que estuvo basado en mi entendimiento de la Escritura.  La situación era en ése entonces de la siguiente manera: los intereses en los Estados Unidos estaban más altos que el 20 por ciento; la Bolsa de Valores había alcanzado los 700 puntos y los expertos estaban pronosticando un debacle financiero  que iba hacer que la depresión del año 1929 pareciera como prosperidad; el mercado inmobiliario estaba prácticamente muerto, con muchas casas sin venderse y muchos apartamentos vacíos; el libro más popular en las librerías cristianas se referían a la "muerte del dólar y el inminente colapso de las instituciones financieras, el pendiente ataque soviético hacia Israel, etc."  La penumbra y la ruina eran lo que se avecinaba.

En el primer capítulo de ésa publicación yo di mi opinión, basada en las Escrituras, que las predicciones negativas de ese entonces estaban equivocadas.  Yo estaba convencido que las políticas del Presidente Reagan en ése entonces estaban correctas, la prosperidad ya estaba en camino y no iba a ocurrir una invasión de Israel.  Sin yo haberlo sabido en ese entonces ya los soviéticos habían suministrado una cantidad enorme de armamentos al país del Líbano, suficiente para abastecer a un ejército de un millón de soldados.  Israel confiscó todo éste armamento después de haber invadido ése país en Junio de 1982 para así parar los incesantes ataques provenientes de ése país y también para detener al terrorismo.

Este escenario, que era contrario a las demás predilecciones, se mantuvo cierto por 25 años.  Y ahora ha venido el actual problema financiero que amenaza causar un colapso de la economía mundial, después de muchos años de edificar una supuesta "prosperidad" sobre una continua deuda.  Problemas muy serios han causado la bancarrota de bancos y negocios, han puesto miles de trabajadores en un estado de desempleo y ha impactado negativamente a millones de ciudadanos.  Por supuesto, estos problemas están siendo "resueltos" por gobiernos que continúan imprimiendo más dinero y acumulando más deuda.  Y la pregunta sería ahora ¿A dónde nos está llevado ése tipo de acción?

Algunas personas temen la posibilidad de otra depresión financiera como la que ocurrió en la década de los años veinte.  La mayoría de economistas dudan que esto ocurra ya que muchas regulaciones fueron creadas para que lo que ocurrió en ése entonces no vuelva a ocurrir.  Pero por encima de todos los problemas financieros mundiales, mi interés real es en el Arrebato, que yo estoy convencido puede ocurrir en cualquier momento.

Cristo declara que los días previos al Arrebatamiento serán como en los días de Noé y de Lot.  Tomen en cuenta que, aunque ésos eran días de flagrante inmoralidad, Él no menciona ésa realidad.  Estas son Sus palabras:

"Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre.  Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día que entró Noé en el arca, y viene el diluvio y los destruyó a todos.  Asimismo como sucedió en los días de Lot, comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; más el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.  Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste" (Lucas 17:26-30)

"Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.  Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. ¡Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis!." (Mateo 24:37-39, 44).

En el caso de Noé y Lot, el juicio y la destrucción cayeron instantáneamente después que los creyentes fueron removidos del lugar.  Pero, de acuerdo a la Biblia, ese escenario no va a ser igual a lo que va a suceder en el Arrebatamiento ya que lo que va a ocurrir va a ser más prosperidad y más persecución de los judíos a través del mundo entero.

Ninguna ilustración que nos es dada en el Antiguo Testamento expresa perfectamente su correspondiente profecía en el Nuevo Testamento.  En los días de Noé y de Lot la frase, "hasta el día" (Lucas 17:27) o "más el día" (Lucas 17:29) significaba dentro de un período de 24 horas.  El Nuevo testamento nos habla de "el día del Señor" (2 Pedro 3:10) que comienza con el arrebatamiento y que consecuentemente incluye la Gran Tribulación y el Milenio y termina con los nuevos cielos y la nueva tierra.

La advertencia de Cristo enfatiza que el Arrebatamiento ("Noé entró en el arca... Lot salió de Sodoma...") vendrá en un tiempo en que aún los que profesan ser cristianos van a ser sorprendidos.  Será un tiempo en que el retorno de Cristo para recoger a Su gente y llevarlas a las "mansiones" en la casa de Su Padre (Juan 14:1-3) será algo que muchos cristianos no se habrán percatado.  La prosperidad falsa hará que muchos cristianos sean reticentes el dejar la tierra por el cielo.  Será la continuación del espíritu de Laodicea, que ha sido una gran influencia en haber producido la apostasía en la que la iglesia se ha ido sumergiendo desde el término de la segunda guerra mundial.

Hasta podríamos decir que tal espíritu ha estado presente desde el comienzo de la iglesia después que Cristo ascendió al cielo, después de haber permanecido 40 días con Sus discípulos en su cuerpo resucitado.  Ese fue un tiempo glorioso para sus sorprendidos seguidores que pudieron conocer a su Señor  en una nueva forma, en una nueva manera, la cual disipó cualquier duda que todavía quedaba en la mente de éstas personas y así pudieron empezar con el cumplimiento de la "Gran Comisión" que Él les había encargado.

Pero es extraño que a pesar de la oposición y persecución a la que estaban siendo sometidos, estos nuevos discípulos no estaban muy deseosos en dejar sus casas y trabajos para predicar la Palabra de Dios como el Señor les había ordenado: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura." (Marcos 16:15).  Parecía que ellos estaban cómodos viviendo en Jerusalén.  Fue la "gran persecución" que ocurrió  después del apedreamiento de Esteban que incentivó a que los discípulos se esparcieran  "por las tierras de Judea y de Samaria." (Hechos 8:1).  Es vez de esconderse, como lo habían hecho los once apóstoles en el día de la resurrección "los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio." (Hechos 8:4).  La iglesia progresó durante la persecución.  Esa fue una época de verdadero crecimiento, un tipo de crecimiento que no vemos ahora en nuestros días y lo que vemos es sólo la corrupción de la iglesia.

Desde el principio, la "prosperidad" ha sido una condición muy peligrosa y muy dañina para la mayoría de cristianos ya que en su mayoría no saben como manejarla.  El evangelio de la prosperidad es lo que se ha venido pregonado por los medios de difusión especialmente por medio de la televisión por supuestos "pastores evangélicos' como Copeland cuyo tutor fue  Kenneth Hagin, Jr.  Este supuesto "evangelio" siempre ha sido un fraude pero ha sido promocionado por la "Televisión Cristiana" y otros medios de difusión que han corrompido la mente de miles de creyentes y ha dado como resultado la iglesia apóstata.  El "ser ricos y con posesiones materiales y sin necesidad de nada" ha sido y continúa siendo lo que es promocionado por la  "industria de crecimiento de las iglesias."

El arrebato es algo que casi se ha olvidado.  Muchos cristianos están tan cómodos en ésta tierra que no están seguros si quisieran ir al cielo.  El capítulo 24 del evangelio de Mateo es un capítulo clave para poder entender cuando el arrebato va a ocurrir..  El versículo 34 ha generado una acalorada controversia: "De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca."  Esto también es mencionado en Lucas 21:32.  El desacuerdo se produce acerca del significado de la frase "esta generación."  Existen tres posibles interpretaciones de esta frase:

1.- Ciertas comentaristas afirman que cuando Jesús dijo "esta generación" se refería a aquellos que estaban viviendo en la tierra en ésa época y que la profecía de Mateo 24 fue cumplida durante el tiempo de esa generación cuando ocurrió la destrucción de Jerusalén en el año 70 DC.  Eso es totalmente equivocado porque en esos días todas las personas, o todos los habitantes en el mundo no estaban en peligro de perder la vida ya sea por arcos, flechas, espadas o lanzas.  Las armas de hoy en día tienen la capacidad de destruir toda vida existente en éste planeta.  Mucho más es incluído en la advertencia de Cristo que no ocurrió en ésa época: la gran tribulación en contra de los judíos,  y tampoco ninguno de los eventos que se profetizan en los versos 27-31 ocurrió en el año 70 DC.

2.- Otros piensan que Jesús se refería a la generación que vivía en la tierra cuando Israel regresó a su tierra en 1948.  ¿Cómo puede uno definir la palabra generación?  Seguramente no incluía aquellos que todavía no habían nacido.  Debió haber sido una generación ya establecida y todavía con vida y los que pertenecieron a esa generación en particular ya casi todos han fallecido.

3.-) En mi opinión Jesús no se estaba refiriendo a ninguna de las dos generaciones que han sido mencionadas.  Existe una tercera posibilidad o interpretación.  La clave es la forma en que Jesús, Juan el Bautista y Pedro usaron la palabra "generación."  La Biblia es su propio intérprete: "¡Generación de víboras" (Mateo 3:7; Mateo 12:34; Mateo 23:33; Lucas 3:7); "Generación malvada" (Lucas 11:29); "generación malvada y adúltera" (Mateo 12:39); "generación malvada" (Mateo 12:45); "generación incrédula" (Marcos 9:19); "generación incrédula y perversa" (Mateo 17:17; Lucas 9:41); "generación adúltera y pecadora" (Marcos 8:38); "generación perversa" (Hechos 2:40).

Las Escrituras nos indican que aunque muchos judíos individuales serán salvados, Israel como nación seguirá en incredulidad y en rebeldía en contra del Dios de Abraham, Isaac y Jacob.  ¿Cuándo se arrepentirá Israel finalmente y regresará a la fe del único Dios verdadero, el Dios de Israel?  Esto no sucederá hasta que los ejércitos de Israel, dirigidos por el Anticristo en Armagedón, hayan empujado a Israel hasta el punto de completa derrota.  Será en ése momento en que Cristo mismo en Su "Segunda Venida" regresará visiblemente a la tierra y destruirá a los enemigos de Israel ("y todo ojo lo verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por Él" (Apocalipsis 1:7).

Todo Israel se arrepentirá por haberse apartado del Señor  y por haberlo rechazado y por haber crucificado a su Mesías y "todo Israel será salvo" (Romanos 11:26).  Ocurrirá un período de lamentación como nunca ha ocurrido en Israel y cada judío viviente se dará cuenta que Jesucristo, al que crucificaron y al que lo han despreciado por todo éste tiempo, murió por sus pecados y es el Redentor a quién sus propios profetas habían prometido.

Y en lo que se refiere a la iglesia, toda persona que conoce la Palabra de Dios ha lamentado la realidad que por décadas nos hemos estado hundiendo en la apostasía que muy pocos hubieran imaginado solamente 50 años atrás.  Existen una multitud de causas, pero la principal es que la Palabra de Dios es despreciada hoy en día, aún por aquellos que supuestamente se llaman cristianos, y también por muchos líderes de la iglesia.  Lo que Dios inspiró para que "hombres santos de Dios" escribieran las Sagradas Escrituras es ahora visto como algo aburrido y es presentado, modificado y corrompido en tal manera para que pueda atraer a la mente moderna.  Tenemos muchas películas que tratan de presentar la Palabra de Dios a su manera.  El que uno quiera presentar la verdadera Palabra de Dios en un DVD es una cosa, pero el que uno quiera modificar, dramatizar o querer "mejorar" la Palabra de Dios es una abominación.  Estos revisionistas, en vez de "mejorar" la Palabra de Dios, la trivializan, la mutilan y destruyen lo que Dios ha dicho.

Muchos cristianos, especialmente los hijos de éstos, están tan enamorados de la televisión que no se pueden estar quietos o estar sentados y leer la Biblia.  Cristo es llamado "la Palabra de Dios." Él es "La Palabra Viviente"... la "Palabra de Verdad" (Salmo 119:43),  "palabra de vida" (Filipenses 2:16).  Nunca Cristo es llamado la "imagen o fotografía" de la verdad.  Nosotros somos "nacidos de nuevo... mediante la palabra de Dios... Y ésta es la palabra del evangelio que se les ha anunciado a ustedes" (1 Pedro 1:23-25).  Existen muchos versos al respecto.

Tratemos de modernizar nuestro punto de vista para la nueva generación: "nacido de nuevo por el DVD de Dios... la viviente DVD... el DVD de verdad... el DVD por el que el evangelio es predicado, etc."  Pablo le dijo a Timoteo que "predique la Palabra" (2 Timoteo 4:2).  Él no dijo "Modifique o dramatice la palabra"  esto no es un asunto de semántica.  ¡Es la diferencia entre el camino de Dios y el camino del hombre, entre vida y muerte!

No nos atrevamos a sucumbir a la apostasía que ha invadido la iglesia.  Como Amós declaró, existe un hambre por la Palabra de Dios, no porque no está accesible a los lectores hambrientos sino porque no es predicada en  iglesias que solamente hace algunos años antes predicaban la doctrina sana y verdaderamente predicaban la Palabra en el poder del Espíritu Santo.  Los feligreses han sido dados falsas "traducciones."  Seguramente estamos viendo "hambre de oír la palabra del Señor" (Amós 8:11).  No solamente la Palabra de Dios no está siendo predicada, sino que muchos de los que lo están haciendo lo hacen usando "Biblias" falsas para el detrimento y perjuicio de sus almas y de aquellos que los escuchan.

Eugene Peterson es un típico ejemplo.  Él se atreve llamar "El Mensaje" (The Message) otra versión de la Biblia cuando en realidad distorsiona, corrompe y pervierte la Biblia.  Rick Warren el autor de "La Vida con un propósito" también ha perjudicado su mensaje cuando dice que "El Mensaje" es su Biblia favorita.  Él ha influenciado a millones de personas que han seguido su ejemplo en el seguir a Peterson.  Él ahora ha organizado un plan mundial a través del cual cree que es más importante el dar comida y medicina a almas perdidas para ésta vida que darles el evangelio para toda la eternidad, él  cree que hay más bendición en darles ayuda física y temporal que mostrarles el camino al cielo.

Nosotros debemos preguntarnos repetidamente si realmente creemos que Nuestro Señor Jesucristo es el único camino al cielo y si nosotros vivimos de acuerdo a Sus palabras.  ¿Podemos nosotros decir como Pablo "Yo no me avergüenzo del evangelio de Cristo"?  ¿Nosotros verdaderamente creemos que este evangelio es "el poder de Dios para la salvación de cada uno que cree" y que el mundo estaría perdido sin Cristo?  ¿Ha realmente impactado nuestros corazones y mentes la magnitud y el significado de esa realidad?

Esta publicación ha analizado y ha expuesto el falso evangelio que el Catolicismo Romano predica y que continúa enviando millones de seres al infierno.  Pero a pesar de esto, y de otras excelentes publicaciones, el supuesto "evangelio" Católico continúa siendo aceptado entre los cristianos evangélicos.  Había antes muchos buenos autores y líderes que poderosamente se oponían al Catolicismo Romano.  Ahora son muy pocos los que se oponen a éste sistema religioso que ha enviado a tantas almas al infierno como lo ha hecho el Islam.  Uno a veces se siente cansado y fatigado en continuamente recordar a los evangélicos como Billy Graham y Rick Warren que el Catolicismo Romano está enviando billones de personas al infierno especialmente cuando estos dos hombres están guiando a la iglesia evangélica en aceptar el Catolicismo como si fuera otro camino al cielo.

¿No fue acaso el Señor en "la Gran Comisión" que ordenó a Sus discípulos a ir a todo el mundo y predicar el evangelio a cada criatura?  ¿Acaso esa ordenanza ha sido revocada?  De ninguna manera.  Continúa siendo una orden para cada cristiano de hoy en día.  ¿Pero que evangelio debería uno predicar?  El evangelio ha sido tan corrompido, modificado y al mismo tiempo influenciado por el catolicismo que el poder de Dios hacia la salvación ha sido eliminado por temor de ofender a ciertas personas.  ¿Acaso aquellos que ahora están en el infierno no nos agradecerían el haber pasado por alto la supuesta ofensa que los ha llevado ahora al infierno en vez de al cielo?

¿Demos acaso suprimir el evangelio y no dárselos a los que necesitan por razones puramente egoístas?  ¿No estamos nosotros un poco avergonzados de no mostrar la puerta estrecha que el evangelio nos fuerza a presentar y en vez de eso preferimos mostrar al mundo la puerta ancha que los va a llevar a la destrucción?  La Palabra de Dios es clara: "Temer a los hombres resulta una trampa, pero el que confía en el Señor sale bien librado" (Proverbios 29:25).

El tiempo es corto y la eternidad es para siempre.  Necesitamos examinar nuevamente nuestros corazones y empezar a vivir tal como quien cree fervientemente que es así.

"HASTA EL DíA..."

Título en inglés: "Until the Day..."