ISRAEL Y LA PRUEBA PROFÉTICA - PRIMER PARTE


Jun 1 2009

"Y traeré del cautiverio a mi pueblo Israel, y edificarán ellos las ciudades asoladas, y las habitarán; plantarán viñas, y beberán el vino de ellas, y harán huertos, y comerán el fruto de ellos.  Pues los plantaré sobre su tierra, y nunca más serán arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho Jehová Dios tuyo." (Amos:9:14-15)

Hace aproximadamente 150 años, el Rey de Suecia tenía ciertas dudas acerca de que si la Biblia era verídica en cada palabra.  Él le preguntó al Conde Von Zinzendorf, el obispo de la Iglesia de Moravia, para que le diera una prueba de que la Biblia era realmente inspirada por Dios.  El Rey dedicó 10 horas para escuchar la respuesta.  Para la sorpresa del Rey, Zinzendorf informó que el tiempo dedicado para la respuesta era demasiado.  Él necesitó decir una sola palabra.  Muy sorprendido el Rey preguntó cuál era tal palabra.  El Conde respondió, "Judíos."  

Hoy en día uno podría añadir una palabra más, "Israel."  En el tiempo en que Zinzendorf vivía, esa pequeña y asediada nación, nacida en Mayo 14, 1948, no existía excepto en los corazones de los que eran sionistas y que nunca habían descartado el cumplimiento de las solemnes promesas del "Dios de Israel."  La existencia de Israel hoy en día, que está rodeada de más de un billón de Musulmanes que han jurado exterminar a esa nación y quienes continuamente están planeando artimañas para atacarla y destruirla, es uno de los milagros más sorprendentes de los tiempos modernos.

El  Dios de Abraham, Isaac y Jacob ha bendecido a la gente judía de tal manera que excede la bendición dada  a sus primos, los Árabes y al resto de los Gentiles.

Los  árabes poseen el petróleo, pero los judíos tienen la inteligencia.  Antes que se me acuse de ser un racista, uno tiene solamente que comparar el número de ganadores de los premios Nobel entre ambos grupos.  En el grupo de los Árabes / Musulmanes que constan de 1.4 billones de habitantes han sido seis (6) los que han recibido el premio Nobel: tres (3) ganaron el premio Nobel de Paz, uno (1) por Química, uno (1) por Física y uno (1) por Literatura.  En el grupo de los judíos cuya población es de 14 millones (una mínima porción comparada con el mundo Árabe) los que han recibido el premio Nobel son 165: 51 por Medicina, 45 por Física, 27 por Química, 22 por Economía, 11 por Literatura y 9 por Paz.  ¡Esto es sorprendente!  

Respaldando estos datos y cifras concerniente a Israel, existen literalmente docenas de profecías bíblicas que predicen su súbito acenso como una de las naciones militares más poderosas del mundo, también predicen los continuos ataques de los vecinos Musulmanes a esta nación y el terror que tienen los Árabes a la nación de Israel.  Sí, es cierto, los Árabes le tienen terror a Israel.  Israel los podría destruir muy rápidamente si quisiera.  Pero en vez de hacer eso, pacientemente ha soportado la abierta hostilidad del mundo Musulmán, su odio, sus insultos, sus repetidas amenazas de exterminación, sus persistentes ataques terroristas y sus continuos atentados de desarrollar una capacidad nuclear para poder destruirla.

La paciencia de Israel termina cuando la amenaza resulta ser muy peligrosa.  Como fue el caso de Siria, también puede suceder con la nación de Irán, que espera algún día lanzar un ataque nuclear a Israel.  Si esto sucediera entonces Irán se convertiría en el héroe del mundo Islámico.  Si tal ataque fuera posible, entonces Israel se vería forzado a destruir las instalaciones nucleares de Irán antes que el ataque pudiera ocurrir, como lo hizo con Siria cuando esta nación estaba armándose con una capacidad nuclear.

Por varios meses, y observándolos por el satélite espacial, Israel había seguido los barcos que provenían de Corea del Norte y desembarcaban en Siria y también observaba como los camiones con sus cargas iban a una destinación "secreta" en el desierto.  Israel pacientemente observó la construcción de un complejo nuclear camuflado como "una fábrica de cemento" y en forma ridícula la habían rodeado con la más avanzada tecnología de  cohetes rusos.  La evidencia fue mostrada al Presidente George W. Bush, incluyendo fotos tomadas dentro del complejo y los cohetes y el radar que protegían la "fábrica de cemento."

Con la implícita aprobación del Presidente Bush, los aviones de guerra de Israel bombardearon y destruyeron el complejo nuclear al igual que todos los cohetes, radar y protección alrededor de tal centro nuclear.  ¿Cómo fue posible que los aviones israelitas pudieron penetrar las defensas rusas que protegían tal centro nuclear?  Ellos no están compartiendo ese secreto con nadie especialmente con ciertas personas en el gobierno americano.

Estos eventos que están ocurriendo en nuestros días, así como muchos otros, han sido profetizados en la Biblia, y a pesar de su exactitud los críticos descartan su importancia.  Algunos de estos críticos dicen haber sido cristianos. Uno se pone a pensar  ¿qué clase de "cristianos" son estos que eligen ignorar lo que la Biblia ha profetizado, mientras al mismo tiempo supuestamente dicen saber el contenido de la Escrituras?

Mencionemos por ejemplo este individuo llamado Gary Lenaire quien dice que "estuvo 15 años en la iglesia... produjo nueve álbumes de música contemporánea cristiana... fue nominado para recibir seis premios de música evangélica ... ha predicado el evangelio por todo el mundo y ha servido como capellán voluntario en la Fuerzas Armadas."  Él escribe lo siguiente en lo que él llama: 'Un Documento Infiel':

"La profecía Bíblica es tal vez la herramienta más poderosa usada para la ilusión religiosa... Observen las llamadas profecías en las Escrituras; la forma en que están escritas es tan general que uno prácticamente puede citar cualquier evento y decir 'ésta es una profecía que se ha cumplido'.  Por eso es que existen miles de personas hoy en día diciendo que están siendo testigos del cumplimiento de las profecías en nuestra generación... Muchas de las llamadas profecías nunca fueron hechas con la intención de ser proféticas... las palabras son escritas en términos tan generales que uno puede darles cualquier significado que uno desee.  Lea usted nuevamente a estas supuestas profecías sin la influencia dogmática de su pastor".  

Esto que estamos mencionando es tan ridículo que es vergonzoso.  Lo único que manifiesta éste supuesto "experto en profecía Bíblica" es su prejuicio y una ignorancia inexcusable.  Cuando él menciona "las supuestas profecías" nosotros sabemos que mientras existen profecías que son difíciles de entender, indudablemente existen cientos de profecías que claramente han sido cumplidas al pie de la letra y algunas que todavía están en el proceso de ser cumplidas.

"¿Escritas en términos tan generales que uno puede darles cualquier significado...?"  En realidad los comentarios de Gary Lenaire serían tan risibles sino fuera que han influenciado a tanta gente para que se alejen de Dios.

Podemos mencionar una de las tantas profecías (aproximadamente 600 A.C.) cuya especificad no podría ser negada: "No obstante, he aquí vienen días, dice Jehová, en que no se dirá más: vive Jehová, que hizo subir a los hijos de Israel de tierra de Egipto; sino: Vive Jehová, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra del norte, y de todas las tierras adonde los había arrojado" (Jeremías 16:14-15).

Tomen en cuenta los detallados elementos proféticos.  La liberación de "la tierra de Egipto" que se habla en el libro de Éxodo, era lo que los judíos siempre recordaban cada año durante la fiesta de la Pascua como un recordatorio del amor y del poder de Dios, y ese evento desaparecería de sus mentes para ser reemplazado por otro evento más reciente.  La profecía tiene dos partes distintas: 1) La confirmación de muchas otras profecías que decían que los judíos iban a ser llevados al cautiverio a "cada nación" (Lucas 21:24), y 2) Su futura liberación y retorno a Israel eclipsaría la liberación de Egipto.  Y eso es exactamente lo que ha ocurrido.

La gran prueba que la Biblia repetidamente ofrece de su veracidad es el hecho que Dios, a través de Sus profetas, nos dice lo que va a ocurrir siglos y a veces miles de años en el futuro.  No existe ninguna duda del preciso detalle y exactitud de cualquiera de cientos de profecías Bíblicas.  Pero aún así, Lenaire, en una forma ateísta típica, declara que la mayoría de las profecías son escritas en forma tan general que uno podría darles cualquier significado.  ¡No es así!

Lenaire deliberadamente quiere engañar a sus lectores o está manifestando una ignorancia inaudita.  La mayoría de las profecías son, en realidad, tan específicas que nadie podría discutir de su significado.

En el libro de Joel:3:2 (aprox. 800 A.C.), Dios declaró que el día se avecina cuando todas las naciones se unirán para dividir la tierra de Israel: "Reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra."

¡Esto es asombroso!  A través de su entera historia de 3,000 años, la tierra de Israel nunca ha sido dividida.  Ha sido conquistada por varias naciones, pero aún los Turcos que la tuvieron por 400 años como parte del Imperio Otomano, no llegaron a dividir la tierra.  Un conquistador mantiene la tierra que él ha conquistado intacta para él mismo.  ¿Por qué habría de dividirla?

Esta división de Israel ha ocurrido solamente en nuestros días.  Inglaterra que había sido puesta a cargo de "Palestina" por las fuerzas aliadas que habían sido victoriosas en la Primera Guerra Mundial y que le dieron el mandato por intermedio de La Liga de las Naciones para que esta tierra se quedase como refugio para los judíos, quienes habían sido dispersados por todo el mundo.

En vez de cumplir con este mandato, Inglaterra dio el 75% de la tierra a los Árabes a cambio de petróleo.  En 1947, las Naciones Unidas, a través de la Resolución 181 y en cumplimiento de Joel:3:2, formalizó este infringir, esta violación del mandato.  Israel finalmente recibió un mero 13% de lo que se le había prometido.  Eso es ahora historia.  Inglaterra y las Naciones Unidas en una forma infame cumplieron con la profecía de Joel:3:2 y dividieron la tierra de Dios.

El Dios de Israel, sabiendo que esto iba a ocurrir, había advertido por anticipado que Él  se iba a vengar por este descarado robo de Su gente y de Su tierra.  Después de haber sido atacado por las naciones Musulmanas, quienes estaban siguiendo el edicto de Mahoma que todos los Judíos deben ser destruidos, Israel, en defensa propia recobró parte de esta tierra.

Cristo mismo hizo un número de profecías antes de Su crucifixión, resurrección y ascensión.  Como tantos otros profetas Hebreos, Cristo profetizó la dispersión de los Judíos por toda la tierra y el advenimiento de la Gran Tribulación (Lucas 21:24-26).  También en Lucas 21:24, existe una extraordinaria y específica profecía concerniente al mismo Jerusalén: Jesús declaró: "Los gentiles pisotearán a Jerusalén, hasta que se cumplan los tiempos señalados para ellos."

¿Cuándo éste pisoteo de Jerusalén por los Gentiles comenzó?  En realidad, ha estado ocurriendo por siglos, empezando por la destrucción de Jerusalén por Nabucodonosor (2 Reyes 24:10-11), aproximadamente en 587-586 A.C.  esta profecía nos dice lo que Cristo llamó "el tiempo de los Gentiles."  Como ha ocurrido tan a menudo la existencia de las Naciones Unidas ha ejercido un papel significativo.  Como cumplimiento parcial de la profecía de Cristo, una parte vital de la Resolución 181 fue la declaración que Jerusalén sería  una entidad separada (corpus separatum), nunca sería parte de Israel y nunca estaría bajo el control de los Judíos.

Consideremos qué tan específico es lo que dice el profeta Zacarías:

"He aquí yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor contra Judá, en el sitio contra Jerusalén.  Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella." (Zacarías 12:2-3).

El profeta hace distinción de dos grupos: "todos los pueblos de alrededor contra Judá" y "todas las naciones de la tierra."  Estos grupos son identificados por dos profecías diferentes.  Para el primer grupo Jerusalén será "una copa que hará temblar' y para el segundo grupo Jerusalén será "una piedra pesada."  El primer grupo es identificado también es ser unidos en un "sitio" contra Judá y contra Jerusalén, el segundo grupo es identificado como las naciones  "se juntarán contra ella."

¿Por qué Israel será "una copa que hará temblar" a sus vecinos?  Como ya lo hemos mencionado, Israel es una de las naciones militares más poderosas del mundo y podría destruir  a sus vecinos Árabes en cualquier momento pero se abstiene de hacerlo.  Y en lo que se refiere cuando se dice una "piedra pesada", que mejor prueba pueda existir de esta profecía cuando vemos que desde 1967 hasta 1989 de las 865 resoluciones de las Naciones Unidas, 526 han sido en contra de Israel.

Como también lo hemos mencionado, es la primera vez que Israel ha sido dividida.  Ahora también vemos que por primera vez todas las naciones que rodean a Israel están unidas en una meta común.  ¿Qué es lo que los une?  Todos son Musulmanes y es el Islam (que ni siquiera existía durante el tiempo de estas profecías) que los une en el deseo común de destruir a Israel.

Para que todas las naciones estén unidas en contra de Israel, tendría que existir una organización de "todas las naciones."  Las Naciones Unidas fue organizada en 1945, justo a tiempo para ser el conducto del cumplimiento de esta profecía.

Esta profecía de 2,500 años es al mismo tiempo específica en sus detalles y sin falta alguna en su exactitud.

Otra sorprendente profecía es concerniente al anti-Semitismo.  No existe un razonamiento racional por este odio implacable que ha continuado por muchos miles de años.  Lo que  mantiene esta absurda, insensata, demente obsesión es la determinación de exterminar a los Judíos.  Ninguna otra nación o otra nacionalidad ha sido el blanco por tanto tiempo de tal odio.   En el libro "La Guerra Secreta en contra de los Judíos," Mark Aarons  y John Loftus escriben:

"Por más de veinte siglos (los judíos) han sido perseguidos, desplazados y aniquilados. (Sí) es cierto que (otros) grupos han sufrido enormemente en las manos de tiranos, pero existe una diferencia crucial... En cada uno de estos casos , el genocidio fue con la intención de servir un propósito más profundo, como la conquista de un territorio, la adquisición de fortunas, el engrandecimiento de poder político... en contraste, el genocidio de la gente Judía fue hecho.. no necesariamente para alcanzar otro propósito fundamental.  ¡Ese era el propósito fundamental!  Esto es lo que hace el Holocausto Nazi tan singular, tan distinto, tan único."

Si, muchos grupos han sufrido tremendamente.  Los musulmanes destruyeron a más de un millón de Armenios al igual que otras gentes a través de la historia de la humanidad.  Miles de gente negra fueron transportados del  África para ser esclavos en un comercio que empezaron los Árabes, ayudados por Africanos.  Pero, debemos notar, que la intención no era la exterminación de esta gente, como ha sido (y continúa siéndolo) el objetivo de los Musulmanes para con los Judíos.

Increíblemente, la mentira obvia persiste por los líderes religiosos como los últimos papas, y líderes políticos como el Ex-Presidente Bush y el Ex-Primer Ministro Tony Blair y ahora el Presidente Obama, que el Islam es una religión de paz y que ha sido calumniado y difamado por los críticos del Islam.  En realidad los Musulmanes han asesinado millones de personas en su constante meta de dominar al mundo y existe una matanza actual en lugares como Indonesia, Sudan, Nigeria y en muchos otros lugares.

En contraste con el persistente alabo del Islam como una fuerza positiva para la paz en el mundo, Israel, que nunca ha verbalizado ataques sin provocación hacia otras naciones y ha actuado solamente en defensa propia, ha sido acusada constantemente en las Naciones Unidas de agresión en contra de sus vecinos inocentes.

El cumplimiento de las profecías Bíblicas es un prueba indiscutible que el Dios de la Biblia existe.  Además, estas tantas profecías son una constante advertencia al mundo entero del juicio venidero.  En nuestra próxima carta revisaremos las muchas promesas de bendiciones para aquellos quienes consideran seriamente y prestan atención a la Palabra de Dios concerniente a Israel.  

 

ISRAEL Y LA PRUEBA PROFÉTICA - PRIMER PARTE

 

Título en inglés: "Israel and Prophetic Proof - Part I". © Periódico Publicado en junio del 2009 escrito por Dave Hunt