LA PRIMERA Y ÚLTIMA MENTIRA: EL ENDIOSAMIENTO PROPIO


Nov 1 2009

"¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo". (Isaías 14:12-14)

"Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis." (Génesis 3:4)

"No se dejen engañar de ninguna manera, porque primero tiene que llegar la rebelión contra Dios y manifestarse el hombre de maldad, el destructor por naturaleza. Este se opone y se levanta contra todo lo que lleva el nombre de Dios o es objeto de adoración, hasta el punto de adueñarse del templo de Dios y pretender ser Dios." (2 Tesalonicenses 2: 3-4).

"Con toda perversidad engañará a los que se pierden por haberse negado a amar la verdad y así ser salvos. Por eso Dios permite que por el poder del engaño, crean en la mentira." (2 Tesalonicenses 2: 10-11).

Increíblemente, el primer pecado de aquellos quienes fueron creados por Dios tomó lugar en un ambiente que era perfectamente santificado: el cielo. Eso sería incompresible dado lo que las Escrituras nos dicen acerca del cielo, el lugar donde Dios mora. También sería sorprendente y difícil de creer que Adán y Eva que también estaban en un ambiente de perfección y que no conocían lo que el pecado era, fueron seducidos por el mismo pecado que Lucifer ("el ángel de luz"), y al cual se le llama también Satanás ("adversario") y también "aquella serpiente antigua" (Apocalipsis 12:9).

Las Escrituras no nos dicen específicamente lo que estaba en los corazones y en las mentes de Lucifer y de Adán para que los motivaran a pecar: en lo que se refiere a Eva, nosotros podemos saber un poco más. "La mujer vio que el fruto del árbol era bueno para comer, y que tenía buen aspecto y era deseable para adquirir sabiduría" (Génesis 3:6). Existe un elemento que es común denominador en estos tres personajes: ellos se prefirieron a sí mismos antes de preferir a Dios. Eso es la clave de todo pecado.

Una vez más, todo empezó en el cielo con Lucifer en el cual empezó a germinar en su corazón y en su mente el deseo de ser igual al ser supremo y empezó deseando mejorarse y continuó con halagarse y después con exaltarse y finalmente con endiosarse a sí mismo. Esta progresión inevitablemente empezó con una ilusión egoísta y terminó con su propia destrucción. Satanás, el cual se había engañado completamente a sí mismo y tal vez para conseguir más apoyo para su tesis de "ser semejante al Altísimo" llevó esta idea a la tierra donde sedujo a Eva con la oferta que ella también podía ser como "Dios".

El alcanzar el nivel de una deidad como una meta para la humanidad es la religión del Adversario y culminará con un hombre quien es poseído por el mismo Satanás. Como lo podemos ver en la segunda Carta a los Tesalonicenses 2:4, el Anticristo "se opone y se levanta contra todo lo que lleva el nombre de Dios o es objeto de adoración, hasta el punto de adueñarse del templo de Dios y pretender ser Dios." Esta puede ser la única manera en que el Diablo pueda realizar su objetivo final de forzar a todo el mundo a adorarle. Es increíble que este príncipe de demonios pueda tener la osadía de pensar que pueda tentar al Señor, su Creador, a que se postre y le adore (Mateo 4:9) lo cual demuestra no solamente su ambición egoísta sino también cuán absorbido está él en sí mismo y cuán engañado también está. Y esto también es una característica de la humanidad.

Las Escrituras indican que inmediatamente después de haber cometido el pecado original, la primera reacción de Adán y Eva fue, defenderse. Después del inútil y vano atentado de ocultar su pecado ante Dios, ellos trataron de evadir la responsabilidad propia. Adán acusó a Eva, y Eva culpó a la serpiente por su desobediencia. Como consecuencia y como trágico resultado de su pecado, una predisposición egoísta quedó impregnado en los corazones de la humanidad. Y como podemos ver desde sus comienzos hasta la actualidad, esta predisposición ha acaparado a toda la raza humana como si fuera una plaga sin control alguno.

El ego humano controla el corazón de cada persona, y hasta algunas veces en las nuevas criaturas en Cristo. Satanás no ha perdido la oportunidad de tentar al mundo en seguir buscando el premio ilusorio de endiosarse uno mismo. La idea que un hombre pueda llegar a ser Dios, o parte de Dios, o que él ya sea un Dios pero que todavía no se haya percatado de su divinidad, puede que parezca improbable o exagerado a algunas personas, pero esto es porque mucha gente no están al tanto de cuán prevalente esta creencia es. Además, desde el punto de vista bíblico, el criterio pare ser Dios es bastante simple. Cada uno que no se ha sometido a Jesucristo y no se ha reconciliado a Dios a través de una fe en el sacrificio de Cristo como pago total por sus pecados, califica como un Dios, queremos decir, un ser autónomo, o un ser que se gobierna a sí mismo, un ser que se ha elevado por encima de su Creador. Como Dave Hunt lo ha dicho, "La causa básica de los problemas del mundo en la actualidad, no es que el hombre no reconoce su divinidad, sino que existen cerca de siete billones de dioses en éste planeta, cada uno haciendo lo que le parece."

Satanás ya hace mucho tiempo que ha vendido la idea de endiosarse uno mismo, en alguna forma ya sea como religión o como otra faceta de una religión en particular. Cerca de un billón de hindús creen que son dioses y también de alguna manera todos creen la misma idea, porque desde su punto de vista, todo viene a ser Dios. Este endiosamiento o esta divinidad, es lograda o realizada, a través del yoga y el descubrimiento de uno mismo en el afán de alcanzar el máximo estado espiritual que es unión con Brahman (Dios). Quinientos millones de Budistas rechazan al Dios que es el Creador del Universo, pero buscan el equivalente del endiosamiento (ser un dios como Buda), el cual es logrado como una iluminación o una perfecta sabiduría, siguiendo las Cuatro Verdades Nobles y el Sendero de ocho partes. El Budismo Tibetano es promocionado en el Mundo Occidental por el Dalai Lama, quien ha reclutado cientos de miles (incluyendo miles en la ciudades estadounidenses) en lo que se llama la Iniciación de la "Kalajakra Tantra." La Kalajakra es a la misma vez, una deidad Tártrica y una práctica de meditación. La deidad Tártrica es una manifestación de Buda, quien es llamado para dirigir la iniciación para que una persona se convierta en un dios iluminado, que es un nivel alcanzado por el mismo Dalai Lama.

El Misticismo Oriental, con su meta de endiosamiento, ha arrasado el Mundo Occidental como un tsunami, depositando sus creencias blasfemas en el mundo cristiano. Yoga (que es una unión con Brahman), y que hace algunas décadas se enseñaba en el YMCA, es ahora ofrecido y practicado en numerosas iglesias cristianas, incluyendo muchas que profesan ser evangélicas. Gurús Hindúes, como por ejemplo Bhagwan Shree Rajneesh, Swami Muktananda y Maharishi Mahesh Yogi, han contribuido al desarrollo del Movimiento de la Nueva Era, el cual es una mezcla de creencias místicas y prácticas orientales que han sido modificadas para hacerlas más aceptables a la cultura Occidental. Muktananda habla por todos los gurús de la Nueva Era cuando dice: "Hónrense ustedes mismos, adórense ustedes mismos, mediten en ustedes mismos, Dios vive dentro de uno mismo al igual que uno mismo."

El difunto Maharishi Yogi, el gurú de los Beatles, modificó su Movimiento de Regeneración Espiritual a lo que es llamado ahora la Meditación Trascendental, para hacerlo más aceptable y mucho más lucrativo. Los seguidores de la llamada Meditación Trascendental se han apoderado prácticamente de la ciudad de Fairfield, en el estado de Iowa, que es la sede de la universidad de Maharishi. Esta escuela dice haber transformado la comunidad a través de un programa basado en las enseñanzas del Maharishi que empezó en la década de los años 1980's y afirman que el crimen ha sido reducido por el efecto positivo de la meditación colectiva. Estadísticas provenientes de esa región durante la década de los años 1990's, sin embargo, disputan la afirmación de la Universidad Maharishi, diciendo que al contrario, el crimen ha aumentado durante esos años.

La mentira del endiosamiento es siempre seguido por el engaño del llamado dios-hombre. Rajneesh fue deportado a la India después que sus discípulos fueron arrestados en Oregón por haber sido acusados de un asesinato. Maharishi recibió cientos de miles de dólares vendiendo la fraudulenta idea de levitación a través de la práctica de la Meditación Trascendental. Muktananda, el gurú de muchas celebridades de Hollywood durante la década de los años 1980's, aunque predicaba el celibato, fue acusado por líderes en su propio culto de seducir muchas mujeres jóvenes. Irónicamente, su sucesor es una mujer llamada Gurumayi Chidvilasananda, quien enseña el mantra, "Om Namah Shivaya" ("Yo honro la divinidad que reside dentro de mí") y es gurú de Elizabeth Gilbert, autor del popular libro llamado "Coman, Oren y Amen" Este libro ha sido endorsado por Oprah Winfrey y documenta el tiempo en que Gilbert estuvo con Gurumayi en la India y ahora está siendo convertido en una película producida por Bratt Pitt y protagonizado por la actriz Julia Roberts.

El endiosarse uno mismo no es exclusivo de las religiones orientales. Cuando la atracción del misticismo es inculcado en una persona, inevitablemente esta atracción se extiende a alguna forma de unión con Dios, lo cual quiere decir que uno al final se puede convertir en Dios mismo. Consideremos el Mormonismo, el Islam y el Catolicismo Romano, por ejemplo. Estas tres religiones son bastante legalistas mientras que al mismo tiempo muy experimentalistas. A los varones mormones se les enseña que ellos pueden ser dioses, si es que siguen las enseñanzas de su religión: "como el hombre es, Dios una vez fue; como Dios es, el hombre puede ser." La mayoría de los mormones afirman que la veracidad de la doctrina de endiosamiento (y para las mujeres, un endiosamiento de embarazo eterno) es afirmado a través de la oración, seguido por una sensación de "calentamiento interno" proveniente de "Dios." En contraste a esto, en la religión del Islam, los devotos pueden elevarse a un estado de conciencia espiritual para así poder alcanzar una unión con Alá.

Los antiguos Católicos Romanos Místicos, conocidos como los Padres del Desierto (y quienes se han convertido en iconos espirituales de los "evangélicos" de la Iglesia Emergente) desarrollaron creencias y costumbres que no son muy diferentes a las practicadas por los yoguis, gurús y sacerdotes del Hinduismo y del Budismo. Esa es la razón por la cual los modernos místicos Católicos como el monje Trapista llamado Thomas Merton y sacerdotes como Henri Nouwen y Tomás Keating, tienen un extenso grupo de seguidores entre los sacerdotes y monjas dentro de la iglesia Católica (y también entre muchos evangélicos). Uno no tiene que leer lo que estos individuos han escrito para saber lo que la Iglesia de Roma dice acerca del endiosamiento. Está muy bien explícito en el párrafo 460 del Catecismo de la Iglesia Católica:

"El Hijo de Dios se convirtió en hombre para que así nosotros podamos convertirnos en Dios. El hijo unigénito de Dios, queriendo hacernos complicitos de Su divinidad, adoptó nuestra naturaleza, para que Él, hecho hombre, podría convertir hombres en dioses."

El endiosamiento como doctrina ha influenciado enormemente en la metodología de la enseñanzas de la Confesiones Positivas del Movimiento Palabra/Fe. En la versión de "La Mentira," Kenneth Copeland escribe lo que sus amigos profesores que promocionan el Movimiento de la Prosperidad han estado diciendo:

"Y uno confiere la humanidad en el hijo de uno... Porque uno es humano, uno también ha conferido esa naturaleza humana en ese niño. Dios es Dios. Él es Espíritu... Y Él empezó a vivir en el ser humano cuando éste nació de nuevo. Pedro dijo, "nosotros somos partícipes de Su Naturaleza Divina." Esta Naturaleza es viviente y es eterna y es en una perfección absoluta y fue conferida, revelada en el ser humano por Dios en la misma manera que el ser humano confiere en su propio hijo la naturaleza humana. Ese niño no nació una ballena. Él nació un ser humano, por lo tanto, uno no tiene a un ser humano, uno es un ser humano. Así mismo, uno no tiene a Dios, uno es Dios."

Otro líder del Movimiento Palabra/Fe, declara la necesidad práctica del endiosamiento: "Hasta que nosotros comprendamos que somos pequeños dioses y empecemos a actuar como dioses pequeños, no podremos manifestar el Reino de Dios". Las raíces modernas de esta herejía pueden encontrarse en los cultos de ciencias religiosas como "La Ciencia Cristiana" y "La Escuela del Cristianismo Unido", que obtienen muchas de sus creencias básicas del Hinduismo.

Las profecías que se han cumplido es prueba irrefutable que la Palabra de Dios es exactamente eso y podemos reconocer fácilmente que lo Él dijo que iba a pasar va a suceder cuando esto ocurra. El Señor nos va a arrebatar fuera de este mundo antes que el Anticristo mismo se declare Dios, es decir que nosotros no vamos a presenciar ese evento. Sin embargo, existe un versículo relacionado al endiosamiento propio que contiene tanta evidencia que ninguna persona con sentido común puede negar su cumplimiento en la actualidad. En el libro de 2 Timoteo 3:1-2 el Apóstol Pablo escribe, "También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos... " Aunque los seres humanos han estado enamorados de sí mismos desde el tiempo del Jardín del Edén, no ha habido una generación en la historia de la humanidad que se ha preocupado tanto consigo mismo, hasta el punto de hacer el propio ser como la clave que va a resolver todos los problemas de la humanidad. Aquí hay un letanía de conceptos populares que ensalzan el amor propio y el concepto de uno mismo: amor propio, propia imagen, confidencia propia, aceptación propia, perdón propio, afirmación propia, mejora propia, afirmación positiva, positiva actitud mental, positiva manera de pensar, potencial humano, etc. El prerrequisito para todo esto es el amor propio, la clave de la psicología humanista y consecuentemente, debido a la tremenda influencia de la llamada psicología cristiana, una falsa pero muy popular doctrina entre los evangélicos.

La conexión entre la psicología y el misticismo Oriental, con sus necesario énfasis en uno mismo, está muy claro, como el filósofo Americano e historiador Jacob Needleman observa:

"Un gran número de psicoterapitas están ahora convencidos que las religiones del Oriente ofrecen un entendimiento de la mente mucho más profundo y más completo que la ciencia Occidental pueda ofrecer. Al mismo tiempo, los líderes mismos de las nuevas religiones, los numerosos gurús y maestros espirituales que están ahora en el Occidente, están reformando y adaptando los sistemas tradicionales de acuerdo al idioma y a la atmósfera ambiental de la psicología moderna. En medio de todas estas nuevas formas de entendimiento, no nos sorprende que miles de hombres y de mujeres están totalmente confundidos hasta el punto de no saber si ellos necesitan ayuda espiritual o psicológica. La línea divisoria entre el terapista y el guía espiritual es borrada."

El anticristo, facultado con engañosas señales y poderes y buscando adoración, será el máximo terapista y guía espiritual. Aunque afirmando ser Dios, él ofrecerá el potencial del endiosamiento, incluyendo poderes demoníacos que él mismo manifestará, a todos aquellos que lo seguirán en la búsqueda del endiosamiento propio. La mentira que existió al principio va a ser la misma mentira al final.

La esencia de esta mentira parece haber acaparado al mundo entero incluyendo la iglesia, que ha prestado más atención al mundo que a la Palabra de Dios. ¿Cuál es la respuesta que Dios debe dar? "Por eso Dios permite que, por el poder del engaño, crean en la mentira" (2 Tesalonicenses 2:11). Pero aún así, el Señor no ha abandonado a los creyentes sin una defensa en contra de aquellos que han sido seducidos por la mentira. Al Padre Jesús oró, "Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad." (Juan 17:17). Para podernos liberar de las cadenas del amor propio y del endiosamiento, recordemos la exhortación del Señor en Juan 8:31-32, "Si se mantienen fiel a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres."