Los Espíritus de la Mentira


Nov 1 2003

Es desconcertante, pero no sorprendente, que la humanidad es tan vulnerable a las mentiras.  Inclusive, mientras más grande ó más atroz ó ofensiva sea la mentira, más efectiva parece ser.  La  teoría de la Evolución es un típico ejemplo de una mentira que es recibida entusiásticamente.  Después, es la enseñanza de la psicología, que nos asegura que todos los seres humanos son naturalmente buenos; la creciente convicción que la homosexualidad es simplemente un alternativo estilo de vida; la propaganda que Islam es una religión de paz y que existe una legítima, histórica, gente palestina; y la creencia que los humanos tienen un potencial infinito y pueden llegar a ser dioses.  La lista de "fraudes aceptados" parece no tener fin.

La debilidad de la humanidad de ser engañada puede trazarse hasta el comienzo, en el Jardín del Edén.  Satanás hablando a través de una serpiente, sedujo a Eva haciéndola creer que ella podría ser Dios si solamente rechazaba la voluntad de Dios y la suplantara con la de ella.  Esto fue el propio plan del demonio, el cual, como Lucifer él mismo lo creyó.  Las mentiras son más atractivas cuando están ligadas con formas y maneras de mejorar la situación personal de uno.  Increíblemente, Lucifer, Adán y Eva, estando en un ambiente de vida perfecto desearon algo más para ellos mismos.  Los pensamientos egoístas de Eva son revelados en directa oposición a lo que Dios había prohibido terminantemente: "La mujer vio que el fruto del árbol era bueno para comer, y que tenía buen aspecto y era deseable para adquirir sabiduría, así que tomó de su fruto y comió." (Génesis 3:6).  La aceptación por parte de Adán y Eva de tal mentira que venía de un espíritu hablando a través de un animal, trajo muerte y destrucción a la creación perfecta de Dios.

El plan de Satanás empezó por inducir y alentar e inquietar a Eva para que ella dudara lo que Dios había dicho, seguido por una negación contundente de lo que Él había ordenado.  Eva fué dejada con la impresión que Dios la había privado de algo que la podría capacitar a ser como Él: en otras palabras, el único interés que Dios tiene en la raza humana es tratar de impedirles que realicen su potencial de ser dioses.  Esta mentira ha sido la mayor atracción que el diablo ha tenido para seducir a la humanidad a través de los tiempos.  La Biblia caracteriza a Satanás (cuyo nombre significa "adversario") como el padre de mentiras, que engaña a todo el mundo (Juan 8:44), y sus otros demonios trabajan con él para el mismo propósito.  Aunque la palabra de Dios no entra en gran detalle acerca del mundo de las entidades espirituales, claramente nos advierte de la engañosa y destructiva naturaleza de los demonios. La Biblia nos dice "Practiquen el dominio propio y manténganse alerta.  Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quien devorar" (1 Pedro 5:8).  Habiendo rechazado tal advertencia, la humanidad está más envuelta hoy en día en diferentes maneras y formas de establecer contacto con espíritus que en cualquier otra época en la historia.

Introducida al mundo occidental en el siglo anterior bajo el estandarte de "El Movimiento de la Nueva Era", el misticismo oriental ha proveído una serie de métodos y formas para poder tener "comunión con los dioses", a través de drogas y meditación son los vehículos más comunes.  Hoy en día , templos que facilitan comunicación con cualquiera de los millones de dioses hindúes, pueden encontrarse en todo el mundo, incluyendo suburbios de muchas ciudades norteamericanas.  Yo visité un templo bastante grande en las afueras de Chicago, donde los feligreses eran de raza blanca y de posición económica elevada y llegaban a éste lugar manejando automóviles de último modelo.  La meditación del Yoga, que abre a la persona a los seres espirituales, es comúnmente visto en lugares como el YMCA (Young Men's Christian Association - Asociación de Jóvenes Cristianos) y otros lugares atléticos; numerosas iglesias evangélicas han empezado sus propias clases bajo el ridículo nombre de "Yoga Cristiana."  La llamada Meditación Transcedental (TM) ha iniciado a miles de personas en el mundo occidental, dándoles "mantras" (palabras repetidas constantemente) para llamar a deidades hindúes.  Religiones como la Santería, el Voodoo y la Macumba, en la cual sacrificios rituales son hechos para ganar favores de los espíritus, han atraído un creciente número de personas que por lo general serían indiferentes a éste tipo de superstisiones, como doctores, abogados, hombres de negocios, profesores de universidad, etc.  La visualización del oculto, tal vez la forma más efectiva para obtener una guía espiritual, es enseñada en hospitales para sanar enfermedades, a las madres que van a dar a luz y están tomando clases para tener el parto natural, en conferencias y seminarios de ventas, a hombres de negocios, en los lugares deportivos, etc.  Esto es una técnica favorita entre aquellos que practican el misticismo "cristiano", conocido dentro de los círculos evangélicos, como "el movimiento contemplativo".  Maestros de sanación interior profesando ser cristianos recomiendan tal visualización para comunicarse con Jesús, quien ellos dicen "aparecerá."

Contacto con entidades que no son físicas y que dicen que son extraterrestres es tan aceptado hoy en día que el trágico evento de los suicidios de los miembros del culto "Heaven's Gate" (El Portón al Cielo) que murieron "para ser llevados a bordo", no es visto como una anomalía.  Los objetos voladores no identificados son considerados como vehículos de inteligencias superiores que salvarán a la humanidad de su destrucción.  Las promesas hechas por estas entidades son iguales en todo el mundo, no importa quién se comunica con éstos seres espaciales.  Además, los varios métodos de comunicarse con los espíritus, ya sea a través de drogas, meditación, visualización, recitando mantras ó simplemente el deseo de comunicarse por el propio acto de la voluntad propia, siempre produce un similar mensaje anti-bíblico.

Uno de los miembros de nuestro grupo tuvo un encuentro con la dueña de un negocio cerca a nuestro ministerio.  Cuando él le escuchó a ella decir la frase "alabado sea el Señor" le preguntó si era creyente.  La respuesta de ella lo sorprendió bastante: "Sí" dijo ella, "yo soy una shaman."  Ella explicó que cree en muchos "Señores."  El término "shaman" proviene del lenguaje de la tribu Tungus en Siberia y se refiere al hombre de medicina de la tribu ó el doctor brujo.  La función principal del shaman es comunicarse con los espíritus para poder obtener asistencia para su gente.  Antropólogos están intrigados por la realidad que en cada parte del mundo donde el shamanismo es practicado, es básicamente el mismo.  Esa consistencia entre diversos grupos de personas (quienes nunca tuvieron contacto entre ellos) es poderosa evidencia de la realidad de los espíritus con quien ellos se comunican.  También da creencia a lo que dice la Biblia acerca de ésto, que existe una fuente central, maligna de donde estos espíritus obtienen su poder.

Hoy en día tenemos shamans de todas clases, desde Bend a Beverly Hills, y por el este, oeste, norte y sur.  Los guías de nuestros parques nacionales se complacen en mostrar a los visitantes los lugares en que los nativos (indígenas) americanos realizan similares contactos con los espíritus.  Mucha gente ve esto como una explotación de la cultura de los indígenas americanos.  Otros practican éstas comunicaciones leyendo libros y siguiendo las técnicas y direcciones halladas en tales lecturas, que a propósito, han sido escrita por embusteros ó shamans no legítimos.  Rara es la vez, o tal vez nunca, en que éstos libros le dicen a uno los problemas que pueden ocurrir siguiendo éstas prácticas, o que los espíritus no son tan sabios ni tan maravillosos como los publican.

Recientemente yo entrevisté a un hombre que vivió la mayor parte de su vida en comunión con entidades espirituales.  No hay duda su "autenticidad".  El había sido un shaman, un doctor de medicina y jefe de la tribu Yanamamo que está en las selvas amazónicas de Venezuela.  En contraste con la mentira fomentada en  círculos antropólogos que las vidas de las gentes primitivas son puras, naturales y semejantes al Jardín del Edén y que por lo tanto deben ser protegidas de influencia externa, la vida de éste jefe, Shoefoot (Zapatopie) y la de su gente demuestra una vida llena de violencia, de temor, y tal existencia está bien documentada en un libro titulado "The Spirit of the Rain Forest" (El Espíritu de la Selva) escrito por Mark Ritchie.

Cuando él era un niño, Shoefoot fue seleccionado como un joven sensitivo al mundo espiritual y después de esto fue iniciado en el mundo de la hechicería.  Como fué mencionado anteriormente, el shaman es aquel que a través de conocimiento y poder obtenido a través de los espíritus, es el que guía y cura a su gente.  Aunque el proceso inicial de introducción al mundo de los espíritus fue brutal, incluyendo días sin comida ni agua y siendo dado drogas alucinógenas en su sistema inyectándolas a través de los orificios nasales, los espíritus que él conoció ó hizo contacto fueron al principio benignos y cautivadores.  Su primera impresión fue que muchos de ellos habitaban y hablaban a través de las plantas y especialmente a través de los animales (evocando la maniobra atribuida al Jardín del Edén y a la mentira de la evolución que todos los seres vivientes son relacionados e iguales).  El deseo de Shoefoot en todo esto, era de servir las necesidades de su tribu; por lo tanto, el siguió el consejo de los espíritus, aún cuando éste curso de acción no tenía mucho sentido común.

Al principio, la ayuda de los espíritus era en cierta manera alentadora, pero siempre estaba contaminada con problemas que no podían resolver, ó peor que eso.  Por ejemplo, habían ciertas enfermedades que sufrían los niños de Yanamamo y que los espíritus no podían curarlas y eran por lo general culpadas en las maldiciones puestas al pueblo por una tribu rival.  La solución habitual de los espíritus era matar, violar y saquear a los enemigos sospechosos.  El rapto de las mujeres era común en éstas invasiones.  Aún así, ya sea para rescatar a las mujeres secuestradas ó simplemente para cobrar venganza, los actos violentos eran siempre la norma.  El conocimiento que los espíritus proveían a Shoefoot no era algo en que uno podía confiar plenamente, causando que su tribu viviera en constante confusión y en constante temor de sus enemigos.

No solamente Shoefoot se cansó de las excusas de los espíritus cuando sus consejos fracasaban, sino que para agravar la situación algunos de éstos espíritus tenían una naturaleza tan viciosa que infligieron muerte y destrucción en su propia gente.  Durante las sesiones ritualistas, inducida por drogas, cuando los espíritus podrían manifestarse, los hombres de la tribu tenían que esconder sus armas para evitar que los guerreros, que estaban llenos de éstos espíritus, se mataran entre ellos mismos.  En una ocasión, la situación en la tribu estaba tan desastrosa debido a la inhabilidad de mejorar la condición de las gentes, que Shoefoot aumentó la cantidad de drogas que estaba ingiriendo para poderse sumergirse más profundamente en el mundo espiritista con la intención de poder encontrar espíritus más benévolos.  Este curso de acción lo llevó a encontrar más espíritus malignos, mayor frustración y una intensa desesperación.  Sin embargo, durante éste oscuro viaje espiritual, él fue hecho consciente de un espíritu poderoso, que le dijeron, era el enemigo de sus espíritus y de su gente.  Irónicamente, el lugar donde éste espíritu, Yai Pada, residía era un lugar maravilloso lleno de abundancia y de paz, las mismas bendiciones que Shoefoot quería para su tribu y para él mismo.  Al darse cuenta que los espíritus que él conocía le habían mentido tanto y tan a menudo que Shoefoot decidió averiguar por sí mismo si éstos espíritus estaban diciendo la verdad acerca de Yai Pada.

Cumpliendo la promesa dada a la humanidad a través de su profeta Jeremías, "Me buscarán y me encontrarán,cuando me busquen de todo corazón" (Jr 29:13), el Señor dirigió a Shoefoot a un misionerio llamado Joe Dawson, uno de los pocos extranjeros que hablaba el idioma Yanomamo.  Joe le enseñó a Shoefoot acerca de Yai Pada, el Dios de la Biblia.  El le enseñó que el pecado nos convierte a todos en enemigos de Dios, pero aún así, Yai Pada nos amó tanto que mandó a su hijo para que pagara el castigo completo por nuestros pecados y nosotros admitiendo nuestro estado pecaminoso y poniendo nuestra confianza en Jesús y en nuestra fé en lo que Él ha logrado por nosotros, podemos tener paz con el Dios de Paz.  Además Él nos dijo que todo el que creyere en Jesús pasará toda la eternidad con Yai Pada.  El testimonio de Shoefoot de cómo Jesús lo libró de su esclavitud al pecado ya los espíritus malignos, es un testimonio a la verdad de la Palabra de Dios.

Yo pregunté a Shoefoot, a través del intérprete Mike Dawson (hijo de Joe que creció entre los Yanomamos) que cómo el respondería a escépticos que pensarían que sus experiencias con los espíritus no eran nada más que alucinaciones causadas por las drogas que él estaba tomando.  Los ojos del septuagenario Shoefoot brillaron al oír ésta pregunta; el disfruta respondiendo las preguntas de escépticos, especialmente cuando él habla a estudiantes universitarios de antropología.  Es irónico que éste "hombre primitivo" considere a éstos educados antropólogos que estudian a su gente, ingenuos si uno quiere ser diplomático, ó engañados si uno quiere ser más agresivo.  Él me dijo que había conocido otros shamans que habían tenido los mismos espíritus que él había tenido, y en contraste a él, éstos individuos no habían tomado ninguna clase de drogas.  Ya sea que los contactos con los espíritus fueron hechos bajo la influencia de drogas ó con una mente clara, las descripciones y detalles de tales contactos fueron idénticos ya que todos estaban en comunión con los mismos espíritus.

Mike añadió que nosotros, la gente sofisticada del mundo occidental, tenemos problemas en entender y relacionarnos con espíritus y aceptarlos como una realidad, parte de la vida diaria.  Aún así, eso no quiere decir que éstos espíritus están confinados a las selvas de Yanomamo.  Él me informó, que en un viaje que hizo a los Estados Unidos con Shoefoot, se sorprendió grandemente cuando su amigo, el ex-shaman, podía detectar representaciones de los espíritus que él había conocido presentes en los Estados Unidos durante la celebración de una de sus mejores fiestas comerciales: Halloween (Fiesta de las Brujas).  Algún tiempo después Shoefoot fue mostrado un ejemplo de dibujos animados que se muestran en la televisión durante los sábados en la mañana;  era casi igual a lo que él había experimentado.  El tampoco se había dado cuenta de la popularidad de los libros de Harry Potter, que inician a los niños en la brujería y hechicería y los animan a que practiquen éstas brujerías.  Cuando Mike explicó ésta serie de libros a Shoefoot, él se lamentó profundamente al saber que tanta gente joven estaban siendo preparadas para el sufrimiento y esclavitud que habían atormentado y martirizado a su gente.

Las experiencias subjetivas de Shoefoot en una cultura dominada por espíritus mentirosos son prontamente justificadas, confirmadas cuando son comparadas con otros estilos de vida dominados por demonios en el resto del mundo.  Además, son consistentes con lo que la palabra de Dios dice acerca de tales espíritus.  El príncipe "de las potestades que dominan este mundo de tinieblas" (Ef 6:12) es un devorador de almas humanas, quién también se deleita es su destrucción física a través de depravasiones y enfermedades.  Las sociedades avanzadas tecnológicamente de este planeta pueden evitar éstos males, pero ellos cosecharán una esclavitud de sus almas que es peor en el tiempo temporal que pasaremos en éste mundo y eternamente en la otra vida.  La culminación de éste acto de rebeldía tomará lugar bajo el poseído por el demonio llamado el Anticristo. Sin embargo, la preámbulo para tal evento, que empezó en el Jardín del Edén y que se ha propagado en nuestro día, se manifestará en una creciente sociedad demoníaca y una apostasía cristiana, como el apóstol Pablo nos advierte: "El Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos abandonarán la fe para seguir a inspiraciones engañosas y doctrinas diabólicas" (1 Tim:4:1).  El mundo, cegado y atado por "el dios de éste mundo" está preparado, listo para cualquiera y cada forma de contacto con entidades espirituales y cosechará sus horribles consecuencias.

Señor, danos el amor por la verdad y el corazón para rescatar a aquellos que están en la esclavitud de la mentira.  

 

Título en Inglés: Spirits of the Lie