TESTIFICANDO LA CREACIÓN | thebereancall.org

TBC Staff

Estoy muy bendecido por tener amigos quienes están muy bien informados sobre la ciencia y cuyo llamado es utilizar sus conocimientos para alcanzar a los perdidos y ayudar a los creyentes a mantener la creencia bíblica en la batalla espiritual entre las creencias sobre la creación y la evolución. Estoy bendecido porque la ciencia no es un tema en el cual me siento muy cómodo, y mis amigos siempre están dispuestos a darme explicaciones que yo pueda comprender (lo cual no es tan fácil), así que estoy agradecido por su paciencia y por su ayuda. Quiero usar lo que dice la Biblia acerca de la creación en contraste con la evolución, tal como lo hacen mis amigos, pero aunque quisiera hacer un enfoque que sea bien sólido, no quisiera que necesariamente sea muy profundo. Prefiero nadar sin tener miedo de ahogarme. Para aquellos que están leyendo esto y pueden manejar el debate entre creación y evolución bastante bien, también pueden beneficiarse con lo que vamos a mencionar en esta publicación con amigos y familiares.    

Hay dos cosas en relación a testificar acerca de la creación, que tengo como más importantes en mi mente. En primer lugar, quiero confiar en mi conocimiento de lo que declara la Palabra de Dios sobre la creación, y en segundo lugar, quiero estar seguro de poder comunicar la necesidad del sobrenaturalismo, como la única base para tratar acerca del universo y todo lo involucrado en la creación.

Comenzando con lo que las Escrituras revelan acerca de la creación, aquí están algunos puntos importantes: 

1) Dios creó todas las cosas (Génesis 1:1). 

2) Él creó todo de la nada (Hebreos 11:3). 

3) Todo estuvo perfecto en el momento de la creación (Génesis 1:31). 

4) Jesús, quien es Dios y hombre, creó todas las cosas (Juan 1:3), y en Él todas las cosas consisten y se mantienen unidas (Colosenses 1:17). 

5) El pecado del hombre corrompió la creación perfecta de Dios (Romanos 8:20-22). 

6) El pecado separó a la humanidad de Dios, pero no de no estar consciente de Dios como su Creador (Romanos 1:19-20). 

Estos puntos, entre otros, son endorsados por las Escrituras, y revelan un Creador que está fuera de Su creación y es infinito en Su inteligencia y poder.

Hay dos creencias principales en cuanto a cómo se formó el universo: naturalismo y el supernaturalismo. Supernaturalismo, como se señaló anteriormente, tiene un Creador/Diseñador que no es parte de la creación y quien trajo todo a la existencia. Naturalismo, también conocido como evolucionismo, es la creencia de que todo lo que existe surgió sin que nadie o nada iniciara su formación o guiara su desarrollo, y que tuvo lugar poco a poco y naturalmente durante eones (miles de millones de años).

Una de las ideas falsas que son muy comunes entre muchas personas, incluyendo Cristianos creyentes de la Biblia, es que aquellos quienes rechazan la evolución rechazan la ciencia. Esto produce una confrontación entre la creación y la evolución que vale la pena discutir. No se trata de defender la inteligencia de un cristiano, sino estamos desafiando el mito de que la evolución es ciencia. Se dice que es conveniente cortar los árboles detrás de los cuales falsas creencias están haciendo su trabajo engañoso. ¿Cuáles son algunas de esas creencias erróneas?

¿Es el estudio de la evolución un esfuerzo o una investigación científica? Indudablemente no. Un esfuerzo científico implica observación, medición, experimento, formulación y comprobación con una hipótesis final. Evolución no califica allí. ¿Cuál es entonces el estudio de la evolución? Es una filosofía, una forma de pensar sobre el universo y cómo se formó. Aunque haciéndose pasar por un estudio científico, es en realidad una ideología especulativa que no puede ser verificada o falsificada por la ciencia verdadera.

¿Por qué entonces nos molestamos en traer o crear una discusión entre la creación y la evolución cuando ministremos a personas que no son creyentes?   Porque hay una razón muy importante: es una gran manera de empezar a hablar acerca de Dios. Un buen amigo mío, que es uno de mis héroes, cuando se trata de compartir el Evangelio, me ha enseñado que "el testificar”  no es solamente una presentación, sino más bien una “conversación” y conversaciones suelen proporcionar oportunidades para hacer preguntas y obtener respuestas. Las preguntas mantienen el flujo de una conversación. Considere este ejemplo típico: "¿Usted cree en la evolución?" "Por supuesto que creo”. "Estoy preguntando acerca de la creencia que el ser humano evolucionó de clases menos complejas, de los animales, a través de miles de millones de años. Es eso lo que Usted cree?" - "Sí". "¿Cuál es la razón principal para que acepte esta creencia?” "Bueno... porque … es un hecho científico!" "¿En serio?" Como era de esperar, esa conversación podría resultar interesante. Pero ¿qué podría dar seriedad a esta conversación?, es decir, donde podría uno dirigir esta conversación a algo más productivo (es decir, hacia el Evangelio)? Lo que uno podría hacer es tener un arsenal de preguntas continuas que están basadas en razón, lógica, sentido común, un poquito de ciencia, comprensión y ciertamente la verdad bíblica.  

Una de las cosas que me agrada cuando hago preguntas es que generalmente evita una actitud defensiva inmediata por parte de quienes están siendo interrogados. A muy pocas personas les gusta que sus respuestas sean forzadas, especialmente cuando tienen poco interés o tienen un limitado conocimiento del tema. Lo que uno trata de hacer es que la conversación y las preguntas formen una base para que la persona sea motivada a buscar respuestas. Aquí hay algunas preguntas con respecto a la creencia de la gente en la evolución (naturalismo) que puede producir una curiosidad o el tratar de revisar algunas ideas preconcebidas acerca de la evolución. (P = pregunta, R = respuesta, C = comentario).

P: "Me han dicho que no hay Dios, y que todo surgió por un proceso muy largo en la naturaleza. Tiene esto sentido para usted?” R: "sí... eso es probablemente correcto". Mi respuesta podría ser: "¿Puede usted mencionar algo que es bastante complejo, lo cual vino a la existencia por sí solo?” O podría ser, "así que usted cree que los seres vivos evolucionaron de cosas inertes. ¿Me podría dar un ejemplo?”  

P: "¿Qué opina de la creencia de que todo lo que existe vino de la nada?" 

R: "No tiene sentido. Las cosas siempre han existido." Mi respuesta: "Bueno, hay una ley física que dice que el universo está en una ruta final. O en descendencia, lo cual significa que debe haber tenido un comienzo. O sea que antes de ese comienzo, ¿qué existía? "R: "nada, supongo.” P: “Pero acaso los Cristianos no creen que Dios hizo todo de la nada?" Mi R: "Sí". Su P: "¿Cómo es eso posible? ¿Acaso Dios no sigue las mismas leyes físicas que mencionó anteriormente? Por lo tanto, Él ha debido tener un comienzo". Mi R: "No. No si Él existe fuera de Su creación y no está sujeto a las leyes que Él creó. Si ese es el caso, y también es algo que la Biblia declara, Él siempre ha existido".

Algunos afirman que Dios hizo todo de sí mismo y por lo tanto, todo es parte de Dios, y por lo tanto todo es Dios. Es la creencia del Hinduismo y del Budismo conocida como el panteísmo y el panenteísmo, y es popularizada como una fuerza impersonal, probablemente popularizada por la película “La Guerra de las Galaxias”. El Hinduismo y el Budismo enseñan formas prematuras del naturalismo /evolucionismo, que proponen la existencia y desarrollo de todo sin Superintendencia y diseño personal. Si todo es Dios, entonces Dios también incorpora todo lo maligno que existe. Es el lado oscuro de la “Fuerza”, no es el Dios del Cristianismo bíblico, que es perfectamente bueno y santo.

P: "¿Usted cree que los seres humanos evolucionaron de algo menos que humanos?" R: "Es difícil de creer, pero eso es lo que toda la evidencia nos lleva a creer”.  P: "O sea que la secuencia sería de limo (lo cual es una substancia repulsiva) a peces invertebrados, al arrastramiento sobre la tierra, luego a los simios y después a usted y a mí?" R: "Es lo que me han enseñado. Aunque creo que hemos perdido terreno en lo que concierne a nuestro sentido de moralidad". P: "¿Podría usted mencionar cualquier clase de animal que sea una transición clara o eslabón entre dos clases diferentes de animales?" R: "Me han dicho que existen, pero no recuerdo los que son". P: "¿Sabía usted que hay literalmente millones de fósiles, criaturas que supuestamente vivían en la prehistoria y posteriormente, sin embargo, hay menos que unos cuantos que se pueden clasificar como "fósiles transicionales", los cuales son dudosos en el mejor de los casos? ¿No debería haber millones de ejemplos de fósiles intermedios o de transición?"

P: "¿Qué sabe usted de la teoría del Big Bang ... aparte que no sea el programa de comedia de televisión?" R: "Supuestamente es la forma en que el universo comenzó". P: "¿Por qué dice 'supuestamente'?" R: "Yo soy ingeniero y me cuesta trabajo creer que lo que yo reconozco como un diseño increíble  de la naturaleza y la forma en que nosotros edificamos cosas … no puedo concebir que todo empezó con una explosión inconmensurable. Me gusta el programa de televisión, pero no estoy de acuerdo con la llamada teoría científica".

P: "¿Es usted Cristiano?" R: "No realmente. Me salí de la religión organizada". P: "¿Por qué fue eso?" R: "Yo era Católico y me cansé que me dijeran lo que yo debería creer y sobre todo la razón habitual: “porque la iglesia lo dice.'" P: "¿Ha dejado de creer en Dios?" R: "Probablemente no. Simplemente ya no frecuento esa iglesia.” P: Como ingeniero, ¿estaría usted inclinado a aceptar que Dios es el Diseñador del universo?" R: "Sería más que una suposición. Mi matemática es bastante buena, y la asombrosa complejidad que veo en todo, de las plantas a los animales y el cuerpo humano — que representan la idea de que evolucionaron naturalmente, es una mala suposición. En cuanto a la probabilidad, es una farsa. No podría nunca suceder por casualidad, en mi opinión". P: "¿Sabía que Dios dice en la Biblia, 'vamos, reunámonos a razonar juntos'? Me gusta mucho hablar con usted porque parece una persona muy razonable". ¿R: "Dónde dice en la Biblia que Dios desea razonar con nosotros? Me gusta eso.” A: "Isaías: 1:18. Permítame enseñarle el versículo, para que así usted  pueda leerlo por sí mismo”.  

Nunca sabemos donde una conversación nos llevará cuando estamos tratando de compartir el Evangelio. A veces nos lleva a un muro y es el final de la conversación. Así que continuemos sin ahondar en lo negativo, manteniendo una actitud llevadera y estando a la expectativa, para que nuestra próxima oportunidad sea para dirigir a la persona a Su Creador y Salvador. Incluso en las oportunidades, cuando somos rechazados abruptamente con respecto a lo que compartimos, pensemos que estamos plantando semillas que pueden llevar a la convicción. Si toman o no raíz y dan fruto, depende de la persona. El proceso de testificar acerca de la creación, que involucra conversaciones, preguntas y respuestas, debe llevarse a cabo con completa dependencia en el Espíritu Santo. Nuestra parte es simplemente obedecer a lo que el Señor nos guía y estar agradecidos por las oportunidades que se nos brinda.

La conversación, preguntas y respuestas que he proporcionado, son sólo muestras de lo que podría ser la interacción. Aquí hay algunas más: P: "¿Cree usted que todos los seres vivientes evolucionaron?" R: "Por lo que entiendo acerca de la evolución, es el proceso, que incluye todo". P: "¿No cree que hay algunas cosas que no pueden funcionar si tuviera que evolucionar?" R: “Deme un ejemplo.” A: "Nuestros ojos. Su complejidad es algo increíble. El número y la velocidad de las funciones que realizan van mucho más allá de nuestras más avanzadas supercomputadoras (que, por cierto, fueron diseñadas). Sin embargo el ojo en sí, no puede funcionar a menos que cada parte sea increíblemente colocada en su lugar preciso. Deseche la idea de la probabilidad de un ojo colgado y esperando millones de años para que pueda trabajar”. R: “Escucho y entiendo lo que me está diciendo”. C: "Y hablado del sentido de escuchar, es la misma situación con respecto a sus oídos. ¡Considere su complejidad asombrosa! Si los oídos tuvieran que esperar a ser evolucionados al azar, todos estaríamos sordos. Toda la multitud de componentes complejos de los ojos y de los oídos tienen que estar en su lugar preciso o nada podría funcionar”.  

P: "Sin duda usted ha oído la pregunta, '¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?' ¿Se ha preguntado quién vino primero, el hombre o la mujer?" R: "Nunca lo he pensado. Soy consciente de que los Cristianos creen que el hombre fue creado primero, pero no estoy muy seguro". P: "¿Usted cree que ellos evolucionaron?”   R: “Sí”.  P: ¿O sea que, quién evolucionó de quién?” R: "¿Hace alguna diferencia?" Mi R: "Probablemente no... siempre que  el hombre o la mujer puedan evolucionar las necesarias partes sexuales opuestas del cuerpo humano para permitir la impregnación y el nacimiento de un bebé". P: "¿Cómo puede eso suceder?" R: "Los evolucionistas admiten que no tienen ni idea".

Todas las preguntas anteriores fueron compuestas por mí con la esperanza de que podría establecer una conversación con alguien que yo conozca. Tengo una idea de la respuesta que podría obtener, pero nunca uno realmente sabe. Así que confío en el Señor para darme una respuesta a las respuestas de la persona o a continuar con otra pregunta. Como indica el título de este artículo, esta manera de testificar enfoca cosas relacionadas con la creación y la evolución. Uno de los objetivos, además de dirigir la conversación en dirección a la verdad bíblica, particularmente con respecto a nuestro Creador Jesús y al Evangelio, es que la gente empiece a pensar en sus ideas preconcebidas que ya tienen y que realmente son totalmente falsas. Lo que ellos creen acerca de la evolución es una negación de su Creador, y por lo tanto es un tema que debemos enfocar,  especialmente los mitos acerca de la evolución. Además, un diploma en ciencia no es realmente necesario, ya que los mitos tienen que ver con la irracionalidad y la falta de sentido común.

Como pueden ver, esto no es una fórmula o un proceso metódico diseñado por T.A. McMahon. Es un enfoque que involucra el Espíritu Santo ayudando al creyente a reunir un conjunto de preguntas de diferentes temas para poder establecer una conversación y después dirigirla a donde Él nos guíe. Todos nosotros practicamos la conversación continuamente, por lo tanto eso no sería un problema. Otra pregunta que me agrada hacer es la siguiente: "¿Cree usted en Dios?" Una respuesta afirmativa podría dar paso a otra pregunta correspondiente: "Dígame lo que cree y de dónde obtuvo esa convicción". O "¿Cree usted que es posible tener una relación personal con Dios?" O "¿Qué opina usted sobre Jesús?" O, si usted conoce o está en la presencia de alguien que utiliza el nombre de Dios en vano (más por costumbre que por mala intención), aquí hay una pregunta que usted podría considerar hacer: "Usted continúa mencionando a Jesús. Suena como si usted lo conociera, y me pregunto, ¿qué podría decirme acerca de Él" Podría ser el comienzo de una conversación interesante.

Todo este enfoque, ¿le parece  a usted que es un poco agresivo?   Recuerde, según las Escrituras la audacia es necesaria. ¿Por qué? Porque el tema crítico o lo más importante de todo esto, es el establecer un diálogo que va a influenciar a  dónde una persona va a pasar la eternidad.  El apóstol Pablo mencionó esta oración para él mismo, y también para nosotros: "Oren también por mí para que, cuando hable, Dios me dé las palabras para dar a conocer con valor el misterio del evangelio, por el cual soy embajador en cadenas. Oren para que lo proclame valerosamente, como debo hacerlo” (Efesios: 6:19-20). Mi oración es que Dios, nuestro Creador, nos dé un creciente deseo y un corazón para ser testigos del amor que Él siente por todos Sus seres creados.

TBC

Add This