UNA CRÌTICA A LAS REVISTAS “CRISTIANAS” SEGUNDA PARTE | thebereancall.org

T.A. McMahon

Hay un dicho en latín que es similar a lo que significa ser un Bereano. Los Bereanos eran Judíos a quienes el apóstol Pablo habló en la sinagoga en la ciudad griega de Berea. Lucas los felicitó (Hechos 17:10-11) por haber escuchado lo que Pablo y Silas tenían que decir y después escrudiñar las Escrituras para comprobar si Pablo y Silas eran fieles a la Palabra de Dios. En un sentido secular, la frase en latín (caveat emptor) significa: "Que el comprador tenga cuidado".

Esa advertencia es lo que La Palabra de Dios alienta e incentiva. Jesús caracterizó los días antes de Su segunda venida como un tiempo de creciente apostasía. Él nos advirtió: “Mirad que nadie os engañe” (Mateo 24:4). La Biblia también da razones para la inminente apostasía (el alejarse de la verdad bíblica)   tales como: "Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina” (2 Timoteo 4:3). Sin ningún entendimiento o comprensión ni aplicación de la “sana doctrina” en la vida del creyente, la capacidad de discernir la verdad del error es casi imposible. Además, a medida que el engaño y la seducción aumenta, los errores se convierten en más astutos y solapados y por lo tanto más difíciles de identificar. Dos veces en el libro de Proverbios 14:12 y 16:25, se nos dice, "hay una manera que parezca adecuada a un hombre, pero su fin son caminos de muerte". Muerte siempre implica la separación, y en estos versículos, la muerte puede ser entendida como separación de la verdad de la palabra de Dios, que en última instancia conduce a la destrucción.

Durante mis muchos años de haber leído la revista “Carisma” y lo que yo he visto no le llamaría una “sutileza” a sus errores bíblicos, sino que los clasificaría de contener una variedad “alarmante”, pero eso es sólo mi opinión. Lo que estoy ahora viendo es una maniobra más sofisticada, más seductora y mucho menos obvia. Esto ha tomado lugar en varios ministerios como la “Palabra de Fe”, con sus correspondientes herejías y también en el ministerio de “Sanidad y Prosperidad”. Joel Osteen es un favorito en este último ministerio. Su padre, John Osteen, era de la vieja escuela del ministerio “Palabra de Fe”, con sus obvias herejías y Joel fue su director de medios de comunicación. Joel aprendió a evitar los excesos de su padre en sus propias presentaciones, aunque todavía se puede decir que hace lo mismo.

En mi última visita a la iglesia Bethel en Redding, California, pude ver las mismas cosas tomando lugar. No ha cambiado en nada con respecto a su falsa teología, creencias o prácticas. La diferencia está en que ya no eran tan obvias como lo han sido en el pasado. Una visita a la librería de Bethel reveló lo que era fundamental con respecto a sus enseñanzas para los 3,000 estudiantes que están inscritos en esa universidad. Había libros de la “Palabra de Fe”, “Confesión Positiva” de Kenneth Hagin, Charles Capps, E.W. Kenyon, Smith Wigglesworth, John G. Lake, etcétera. Sin embargo, esos escritos fueron enterrados bajo libros actuales por Bill Johnson, Kris Vallotton, Heidi Baker, Che Ahn, Randy Clark y otros más conocidos por los Mileniales (jóvenes nacidos a partir del año 2,000) y por la generación venidera.    

La edición del mes de Mayo de la revista “Carisma” incluye un ejemplo de esa "nueva táctica" y me ha causado una gran preocupación. El artículo de dos páginas fue titulado "El enviar y movilizar a decenas de miles a un “Evangelismo del Reino”  y el subtítulo decía, "Estamos aquí para participar en el movimiento más grande de parte de Dios en la historia de la humanidad”. ¡Esa grandiosa exageración "supera y excede” a la vida, muerte y resurrección de Jesús! Lamentablemente, se afirma que es por el bien de la evangelización de los perdidos, algo que la mayoría de los Cristianos serían bendecidos si quieren participar. Según el artículo, "más de 50,000 personas se reunieron el sábado, 23 de Febrero, en Orlando, Florida, para Los Enviados(The Send), que era un mega-evento carismático que continuó por casi 12 horas seguidas." Andy Byrd, uno de los directores principales del evento y perteneciente al grupo “La Juventud con una Misión”,  declaró, "¡Estamos aquí porque somos lo suficientemente locos para creer que estamos participando en el movimiento más grande de Dios en la historia de la humanidad”. 

¿Qué Cristiano podría oponerse a la meta declarada por Los Enviados, que es el dotar a las personas para evangelizar "escuelas secundarias, universidades, vecindarios, el campo misionero y el sistema de cuidado de crianza?" El portador vocero Banning Liebscher, "instó a los Cristianos a tomar en serio el evangelismo diario, enfatizando como un asunto de responsabilidad personal”. Agregó, "No es el trabajo de tu pastor el salvar a tu amigo”. 

Otro orador, Francis Chan, exhortó a la reunión de jóvenes para asegurarse de que no están respondiendo a un evento fabricado por el hombre, sino que están participando en una obra del Espíritu Santo, lo cual significa ser fieles en las cosas pequeñas (compartir el Evangelio con sus vecinos, amigos, etcétera.) antes de desear ir a los extremos de la tierra para evangelizar y lo más importante era que debían ser disciplinados en la lectura de la palabra de Dios diariamente. Sin conocer la Palabra, señaló, no tendrían nada de valor que compartir.

¿Quién no estaría de acuerdo con al menos algunas de las declaraciones de estos oradores? ¿Cuál es el problema... o problemas?

El problema fundamental es que la multitud de aproximadamente 50,000 está siendo predicada para cumplir la gran Comisión, es decir, "enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado” (Mateo 28:20) es decir, compartir el Evangelio. Sin embargo, el Evangelio que está siendo predicado por la mayoría de los altavoces es falso, y el Jesús que está siendo exaltado es “¡otro Jesús!” (2 Corintios 11:4).

¿Por qué es este evangelio falso?  Porque casi todos los predicadores, supuestamente “maduros en la fe”, del movimiento “Palabra Fe” (Hagin, Copeland, Price, Crouch) han sido y son muy influenciados por E.W. Kenyon, Smith Wigglesworth y Paul E. Billheimer. De Jesús, este último escribió, "(Él, Jesús) fue 'nombrado' pecado... impregnado con el pecado, y se convirtió en la esencia misma del pecado; en la Cruz Él fue desterrado de la presencia de Dios como algo repugnante. Él y el pecado se hicieron sinónimos... No era suficiente para Cristo el ofrecer solamente Su vida física en la Cruz. Su puro espíritu humano tuvo que 'descender' al infierno... y no solamente al infierno, sino al infierno más bajo... El Padre lo entregó, no sólo a la agonía y muerte del Calvario, pero a los torturadores satánicos de Su espíritu puro como parte del pecado de la humanidad. Mientras que Cristo fuera 'la esencia del pecado' estuvo a la merced de Satanás en ese lugar de tormento... Mientras Cristo se identificó con el pecado, Satanás y las huestes del infierno gobernaron sobre Él como cualquier pecador perdido. Durante ese período interminable en el abismo de la muerte, Satanás hizo de Él lo que quiso, y todo el infierno estaba “en carnaval”.

Dave Hunt, observando la blasfemia y lo absurdo de tal creencia, señaló que "¡eso haría a Satanás nuestro corredentor!" Sin embargo, hay mucho más de esta herejía vergonzosa que está en contradicción con el evangelio bíblico. Jesús pagó la pena completa por los pecados de la humanidad mientras colgaba en la Cruz, no en el infierno. Después de las tres horas durante el cual el cielo se volvió negro, gritó: "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?" Él y sólo Él, como el Dios-hombre sin pecado podía experimentar personalmente lo que era necesario para satisfacer la justicia divina. Cuando se completó ese pago de la pena infinita por los pecados, Sus últimas palabras fueron, "Consumado es" (tetelestai: pagado en su totalidad), y "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu". Notemos que fue a las manos del Padre a quien Jesús encomendó Su espíritu, no a Satanás para ser castigado.

No hay nada en la Escritura que ni siquiera indique que Satanás torturó a Jesús como Su pago por el pecado, sobre todo en el infierno, que es el último lugar donde el padre de las mentiras quisiera estar (aunque es donde él pasará la eternidad). Esta declaración es un evangelio falso — una doctrina de demonios. También incluye a un falso Cristo. Aquellos quienen sostienen tal creencia y lo que han escrito y escriben acerca de Jesús, nunca ocurrió al Jesús de la Biblia.

¿Ese es el evangelio que quiere mandar Los Enviadosa 50,000 jóvenes por los confines de la tierra? Alguien podría argumentar que no todos los oradores creen en ese evangelio. ¿No todos? ¿Cuántos tales predicadores de un falso evangelio tomaría engañan a la gente joven, especialmente cuando están junto a  un líder que admiran? Tal vez algunos de los líderes más jóvenes no creen en tal evangelio falso, pero nadie puede estar seguro, porque nunca fue dado un evangelio bíblico claro a lo largo de las doce horas de la conferencia. Puesto que algunos de los líderes mayores de los ministerios “Palabra de Fe” y “Sanidad y Prosperidad” estaban allí en la conferencia para influenciar a aquellos reunidos, cabe poca duda que ellos también se sostuvieron a esa creencia herética.

Como se mencionó anteriormente, uno de los oradores, Francis Chan, incentivó a la multitud a la disciplina de leer las Escrituras diariamente, como él lo hace. Un valor de ese hábito importante es discernimiento bíblico, que de alguna manera parece carecer seriamente de la diligencia establecida por Chan. Su historia de defensa de la iglesia Católica, con su falso evangelio de obras, no es nada en comparación al  asombroso número de herejías celebradas y practicadas por aquellos que él predicó a Los Enviados. Sus ejemplos heréticos han llenado volúmenes, especialmente los de Benny Hinn, Rodney Howard-Browne, Mike Bickle y Bill Johnson. ¿Dónde estaban las advertencias de Chan como  vigilante bíblico (Ezequiel 3:17-21; 33:7-11; Marcos 13:21-23) con respecto a los falsos maestros y falsos profetas con quienes compartió el escenario? ¿Por qué no hubo ninguna mención de la advertencia de Pablo a los ancianos de Éfeso?:“Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno” (Hechos 20:28-31).

Los errores doctrinales entre los oradores, además del falso evangelio como ya se ha señalado, son numerosos y sólo pueden conducir a sus seguidores a alejarse de la Palabra de Dios. La mayoría de ellos y los ministerios que representan, está en la creencia de un “Reino Dominante”. Ellos creen que Dios los va a usar para lograr un renacimiento del gran final de los tiempos y que los cristianos gobernarán la tierra antes del regreso de Jesús. ¡No! ¡La Biblia dice que habrá una "gran" tribulación, no un gran avivamiento en todo el mundo! El próximo reino, según las Escrituras, es el Reino del Anticristo. El edificar un reino es la creencia principal de Bill Johnson y de la Iglesia Bethel. Este hecho se manifiesta aparentemente en las canciones de la cultura de Jesús. Aquellos quienes se adhieren a tales falsas enseñanzas estarán contribuyendo, aunque involuntariamente, a la religión y al reino del "hombre de pecado".

Enseñanzas falsas abundan a través de la historia de los movimientos      carismáticos y pentecostales, no porque la Biblia no enseña la obra tan importante y necesaria del Espíritu Santo en la vida de cada creyente, sino porque esa actividad se ha distorsionado y ha sido abusada por muchos que aparentemente parecen respaldar la supuesta “vida llena del Espíritu.” El Cristianismo, sin la verdadera obra del Espíritu Santo, si no es Cristianismo bíblico, es vanidad.  

La levadura de falsas profecías abunda entre muchos de los oradores a Los Enviados, de los cuales Benny Hinn puede ser jefe entre ellos (véase el mundo confuso de Benny Hinn). Son sus reuniones bien conocidas por tener falsas sanidades. Los jóvenes líderes de Los Enviadosemulan a sus mayores, incluyendo Michael Koulianos, quien es el yerno de Hinn. Todd White dijo que había recibido una Palabra de Señor que una sanidad o curación iba a ocurrir a todos los asistentes quienes tenían cicatrices físicas y marcas de agujas debido al uso de drogas en el pasado. Dios, Todd White afirmó, ¡iba a quitar las cicatrices y marcas de la aguja mientras él hablaba! Después de lo que parecía una arenga sin fin por Dios para sanar y un asedio de la audiencia para la prueba de la curación de Dios, nadie manifestó lo que Todd White había declarado.

Otro artículo en la edición de Mayo de 2019 de la revista “Carisma” se relaciona con la afirmación de que Dios estaba trayendo un avivamiento o renacimiento en todo el mundo. El artículo fue titulado "Dios está sacudiendo a Europa”. Se nos dice, "Cientos de miles de personas en Europa están empezando a responder al evangelio de Jesucristo a través de los esfuerzos de evangelización masiva". ¡Suena muy bien! Pero tenemos que estar escudriñando y discerniendo qué evangelio está siendo predicado y por quién. El líder de “Europa Despertando” es Ben Fitzgerald, un ex pastor de la iglesia Bethel. El artículo señala que "numerosas casas de oración, similar a la Casa Internacional de Oración en la ciudad de Kansas, Missouri... se han extendido a muchas ciudades europeas". Los inicios de la Casa Internacional de Oración fueron demorados por las creencias y abusos espirituales de los "profetas de Kansas City." Pero un líder de este movimiento en Europa comenta que "el crecimiento está impulsado por la nueva generación... a la generación más joven les encanta adorar y son atraídos a la adoración real llena del espíritu".

El artículo empieza con una declaración relacionada a los pensamientos  de Todd White y Ben Fitzgerald. No creo que ellos reconocieron la potencial — y hasta aterradora — ironía de lo que ha venido a sus mentes. Ellos se “sintieron extrañamente obligados a visitar el campo donde Adolfo Hitler celebró sus manifestaciones Nazis décadas antes. En ese campo, Hitler había adoctrinado decenas de miles de jóvenes en las mentiras de su régimen asesino." Si aquellos individuos que están detrás de Los Enviadosno están predicando la verdad de la Palabra de Dios a las "decenas de miles de jóvenes" que asisten a sus reuniones, las consecuencias son más que meramente temporales — son trágicamente eternas.

TBC

UNA CRÌTICA A LAS REVISTAS “CRISTIANAS”  

SEGUNDA PARTE 

T.A. McMahon  

Agosto  2019

Título en inglés: “A BEREAN EXERCISE: “CHRISTIAN” MAGAZINES – PART 2

Add This